La mayoría de tasas de Soberanos se encuentra en niveles similares a octubre del 2013 (antes del inicio de tapering), lo que confirma que la demanda por instrumentos de renta fija ha continuado, señaló el Scotiabank.

En un primer momento, fueron los institucionales locales los que demandaron los Soberanos, como parte de un cambio en la composición de portafolio al revertir la salida masiva de durante el 2013, precisó la analista senior del Departamento de Estudios Económicos del banco, Milagros O'Diana.

Luego, los inversionistas extranjeros retomaron el interés por estos bonos, especialmente entre abril y mayo, ante un entorno internacional más tranquilo y un canal bajista en las tasas de los Bonos del Tesoro.

A partir de junio, los flujos han sido mixtos. Los inversionistas extranjeros mostraron cierta preocupación por las bajas tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de los últimos meses, indicó en el Reporte Semanal del banco.

Sin embargo, luego incorporaron expectativas de una política monetaria expansiva por parte del Banco Central de Reserva (BCR), recorte en tasa, y empezaron a demandar a lo largo de la curva soberana a partir de julio.

Esto podría continuar en las siguientes semanas, aunque de manera lenta debido a que el mercado ya ha incorporado gran parte de la expectativa de una nueva bajada en la tasa de referencia.

Finalmente, en los últimos días, las tasas de los Bonos del Tesoro han caído por los problemas en Ucrania y Gaza (estrategia risk off). Esto podría empezar a revertirse en los siguientes días.

BalanceDurante la semana pasada, las tasas de los bonos soberanos cayeron casi ocho puntos básicos en promedio a lo largo de toda la curva. La principal caída se registró en el tramo corto de la curva con 15 puntos básicos, en promedio, debido a las expectativas del mercado por otra reducción en la tasa de referencia del BCR.

Las tasas del tramo medio cayeron en diez puntos básicos, mientras que la parte larga registró flujos mixtos, manifestó O'Diana.

A inicios de la semana, la demanda de institucionales y bancos locales se ubicó a lo largo de la curva soberana, pues el dato de crecimiento del PBI de mayo vino por debajo de lo esperado e incrementó las expectativas del mercado por una posible reducción en la tasa de referencia para la siguiente reunión del BCR.

Sin embargo, a medida que pasaban los días, las tasas alcanzaron niveles interesantes y algunos inversionistas decidieron tomar ganancias, especialmente los bancos locales.

La demanda offshore se concentró en la parte larga, aprovechando la toma de ganancias de los bancos a mediados de la semana pasada. Además, las bajas tasas de interés de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos continuaron impulsando el ingreso de extranjeros interesados por activos en bonos de la región.

El spread entre las tasas de los bonos del Tesoro estadounidenses a diez años y los bonos Soberanos 2023 se ubicó en 264 puntos básicos al cierre de la semana. La trayectoria ha sido descendente en los últimos cuatro meses.

Sin embargo, este regreso de flujos de extranjeros aún es de pequeña magnitud comparado con las cifras registradas en mayo (incluso, a finales de la semana, se registraron flujos offshore mixtos).

Los bonos soberanos de corta duración continuaron siendo demandados durante la semana pasada por inversionistas locales. Destacó la caída en 15 y 17 puntos básicos de Soberanos 2015 y 2017, respectivamente, debido a las expectativas del mercado por un nuevo recorte en la tasa de referencia.