Módulos Temas Día

Sector construcción es el nuevo nicho de las tarjetas electrónicas prepago

El uso de tarjetas prepago agiliza las operaciones y reduce los gastos administrativos que obstaculizan el pago de los trabajadores, afirmó Eduardo Morales, director ejecutivo de Tarjetas Peruanas Prepago.

Sector construcción es el nuevo nicho de las tarjetas electrónicas prepago

Sector construcción es el nuevo nicho de las tarjetas electrónicas prepago

Milagros Sánchez V.msanchez@diariogestion.com.pe

Pagos en efectivo, cheques, bonos, subsidios, entre otros, podrían ser más accesibles a los peruanos gracias al uso de las tarjetas electrónicas prepago, y el sector construcción no escapa de este sistema, aseguró Eduardo Morales, director ejecutivo de Tarjetas Peruanas Prepago.

Las empresas dedicadas el sector construcción son las que más demandan estos servicios porque cuentan con personal muy flotante y abundante, y muchas veces se les complica el pago de haberes de los trabajadores en provincias, afirmó Morales.

Por tal motivo, estas empresas usan las tarjetas prepago para agilizar sus operaciones y reducir los gastos administrativos que obstaculizan el pago de sus trabajadores.

"El uso más común es para el pago de viáticos en comisiones, gastos de gasolina en transporte, incentivos y premios, regalos, hasta inclusive, el pago de sueldos, ya que brinda una alternativa práctica y de bajos costos en el proceso de pago. Además, brinda flexibilidad y amplía las opciones de los consumidores no bancarizados o poco bancarizados", agregó.

Entre las ventajas de las tarjetas prepago, resalta que las personas que no dispongan de una cuenta bancaria pueden usar este servicio y tener acceso a todos los cajeros de la red Unibanca. "Además, trabajamos con Visa, y eso fortalece la solidez de sus aplicaciones", acotó.

De la misma manera, Morales aseguró que las operaciones registran 'cero comisión', ya que para incentivar el uso entre los trabajadores, las empresas asumen los costos de tales retiros automáticos en la red de cajeros. Sin embargo, "si la operación se realiza en un cajero afiliado a Visa, el costo de comisión se predeterminará, pero será mínimo".

En tanto, agregó también que no hay un costo mínimo de depósito ni retiro. La recarga promedio de una tarjeta prepago es de S/. 250, y más del 50% de las empresas lo usa para el pago de incentivos, aunque también resaltan el pago de sueldos, gastos de representación, viáticos a nivel nacional e internacional, gastos de flotas, pago de proveedores, caja chica, subsidios, comisiones, y premios.

Según un estudio realizado por Visa, se estima que el mercado de tarjetas prepago en el Perú es de US$ 16 billones. De ellos, el sector empresas abarca el 32%, el gobierno el 11%, y personas el 57%.

En cuanto a la normativa, Morales enfatizó que Tarjetas Peruanas se encuentra en la etapa de adecuación para participar en el ecosistema de dinero electrónico, gracias a la Ley del Dinero Electrónico N° 29985, que aprobó el Ejecutivo en mayo del 2013 y regula las características básicas del dinero electrónico como instrumento de inclusión financiera.

Así, afirmó que el expediente ya se encuentra en la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, y está amparado con un fideicomiso. "El proceso de adecuación solo se aplica para las compañías que ya venían operando antes de haber sido promulgada la norma", agregó.

El dato:Tarjetas Peruanas Prepago, empresa dedicada a la emisión y venta de tarjetas electrónicas prepago Visa, empezó sus operaciones en enero del año 2012 para facilitar pagos electrónicos a empresas, emprendedores, personas naturales, entre otros, ofreciendo la opción de contar con una tarjeta prepago electrónica.

En el año 2012 colocó 20,000 tarjetas, en el año 2013 colocó 40,000 tarjetas (creció 100%), y para el cierre de este año proyecta colocar 60,000 tarjetas, lo que significará un crecimiento de 50%.

Leer comentarios ( )