(Reuters).- El Brent cayó más de US$ 1 por barril, presionado por un sondeo que mostró que el se contrajo por cuarto mes en abril y señales de recuperación en la producción de crudo de Libia.

El Brent para entrega en junio cerró con una baja de 87 centavos a US$ 107.72 por barril, luego de subir 83 centavos en la víspera. El referencial europeo llegó a caer hasta US$ 1.54 en la sesión.

El petróleo en Estados Unidos cedió 28 centavos a US$ 99.28 por barril, después de subir 34 centavos en la víspera.

En tanto, los precios de la gasolina en Estados Unidos tocaron un mínimo de más de un mes tras una ola de ventas de posiciones largas. El referencial cayó 3.5 centavos a US$ 2.9092 el galón.

El índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) de HSBC/Markit para China en abril fue de 48.1, menor a la lectura preliminar de 48.3, pero levemente por encima del mínimo de 48 de marzo.

El reporte se sumó a las dudas sobre si la economía de China, el segundo consumidor mundial de petróleo, sigue perdiendo fuerza. En Libia, rebeldes pusieron fin al bloqueo del yacimiento El Sharara y funcionarios esperaban reanudar la producción dentro de una semana.

Coberturas técnicas de posiciones cortas así como las preocupaciones de que empeoren los enfrentamientos en Ucrania dieron impulso a los precios en la víspera.

El mercado global de petróleo parecía restar importancia a la continua .

La creciente tensión en Ucrania es importante para los mercados energéticos dado que Rusia dijo que reduciría en junio los envíos de gas natural a Kiev si no recibe pagos por adelantado este mes, aumentando las preocupaciones de que los suministros de energía a la Unión Europea se vean afectados.