Nueva York/Londres (Reuters).- El subió un 3% y alcanzó un máximo de un mes, superando el nivel técnico de US$ 1,300 la onza debido a que los especuladores que temen que la reciente tendencia a la baja regrese se apresuraron a recomprar las posiciones con las que apostaban a más descensos.

Fue el mayor avance de un día del oro en 13 meses y se trata de su remontada de tres sesiones más importante en casi dos años.

También contribuyó una fuerte cobertura en corto, debido a que los inversores de futuros que anticipaban el comienzo del período de entrega de los contratos de agosto pasaron sus posiciones de agosto a diciembre. El primer día para los avisos de entrega en el 31 de julio.

Las compras técnicas ayudaron al lingote a conservar sus ganancias después de que el contrato al contado terminó sobre su promedio móvil de 50 días por primera vez desde noviembre del 2012.

Sin embargo, posibles nuevas apuestas pesimistas de fondos, que se combinaron con el endurecimiento de las normas de importación de oro de India, sugieren que los precios del lingote podrían verse bajo presión, dijeron analistas.

El oro al contado subió un 3%, a 1,334.31 la onza, a las 19:35 GMT, después de tocar un máximo de US$ 1,338.91, su precio más alto desde el 20 de junio.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto avanzaron 43.10%, a US$ 1,336 la onza.

El oro ha remontado un 4.6% desde el jueves, su mayor avance en tres días desde el 27 de octubre del 2011.

Entre otros metales preciosos, la subió un 5.4%, a US$ 20.51 la onza, el avanzó un 1.4%, a US$ 1,443.75 la onza y el bajó un 0.1%, a US$ 743.97.

La semana pasada, el oro registró su segunda ganancia semanal seguida luego que el jefe de la , Ben Bernanke, aseguró a los inversores que el banco central sería cuidadoso a la hora de recortar su estímulo financiero, que rebajó las tasas de interés del país tras la crisis financiera y aumentó el interés en el oro.