Nueva York, (Reuters).- Los precios del oro subieron el martes un 1.5% a máximos de dos semanas, debido a signos de desaceleración en la economía estadounidense que alientan expectativas de que los bancos centrales del mundo podrían aplicar nuevas medidas de estímulo monetario.

El metal también se benefició por compras de cobertura contra la inflación, ligadas a una fuerte escalada del petróleo por las tensiones del programa nuclear de Irán, y a un alza de los precios de los granos por una sequía en la región central de Estados Unidos.

El oro ha ganado un 5% en las últimas dos sesiones después de que datos mostraron que la actividad manufacturera estadounidense se contrajo en junio por primera vez en casi tres años.

En tanto, los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos subieron más de lo esperado en mayo, pero la tendencia al parecer ha disminuido este año y se sumó a las preocupaciones de que la recuperación de la economía está perdiendo fuerza.

La desaceleración del crecimiento económico en Estados Unidos, la crisis de deuda europea y las señales de enfriamiento en China sugirieron que los legisladores podrían tomar medidas más audaces para evitar una recesión.

"Creemos que el aumento de las evidencias de que la economía de Estados Unidos se está desacelerando, y que podría requerir un mayor estímulo monetario, los precios del oro podrían subir", dijo James Steel, analista de HSBC.

El oro al contado subió un 1.5% a 1.619,90 dólares la onza. Los futuros del oro estadounidenses para agosto cerraron con un alza de 24,10 dólares la onza, a 1.621,80 dólares.

Las esperanzas de un nuevo alivio monetario, incluyendo una tercera ronda de estímulo, impulsaron a las acciones europeas y a materias primas industriales como el cobre. Aparte, el Banco Central Europeo (BCE) podría reducir sus tasas al mínimo histórico esta semana.

OTROS METALES

  • La plata escaló 2.9% a 28,27 dólares la onza.
  • El platino ganó el 2.3% a 1.482,25 dólares.
  • El paladio aumentó un 3.8% a 593,20 dólares.