Las expectativas al alza para el se hacen sentir. Así, luego de la profunda caída registrada en abril a niveles de US$1,330 la onza, se espera que su precio comience a recuperarse, tal y como se ha visto en los últimos días, sostuvo .

Pero, si bien habrá un rebote, la SAB aseguró que su cotización no llegará a niveles de US$1,700 como hace algunos meses, pero tampoco se desplomará a los US$1200 o US$1300 la onza, como estimó BofA-Merrill Lynch tras la caída diaria de más del 9% del mes anterior.

"La va a continuar robusta, y su precio se mantendría en niveles de US$1,500 la onza en los próximos meses (…)Las razones por las que subió su precio en los últimos cinco años siguen estando allí: Hay expectativa de inflación en el futuro por la continua emisión de dinero en Estados Unidos, Europa y Japón", señaló Alberto Arispe, gerente general de Kallpa SAB.

De hecho, recientemente la Reserva Federal () anunció que continuaría comprando US$85,000 millones en bonos cada mes y que aumentaría las adquisiciones si fuese necesario para estimular a la economía estadounidense. El BCE, por su parte, por primera vez en 10 meses.

Actualmente, el precio del lingote es de US$1,466.40 la onza (al 03/05/2013),con lo cual registró una ganancia de un 0.3% la semana pasada, tras el repunte de más de un 4% de la semana anterior.

RecomendaciónArispe indicó que es un buen momento para comprar acciones de empresas mineras, pues sus valores fundamentales continúan entre 30% y 35% por encima del valor del mercado.

"No recomiendo invertir en oro per se (ETF), sino comprar acciones de empresas mineras de oro que están muy castigadas (…) Los grandes años de la minería no van a volver por ahora, pero sí creo que los precios de las acciones mineras se recuperarán en cualquier momento", subrayó.