Nueva York/Londres (Reuters).- El cayó en una sesión tranquila, tras señales de mejoría en los sectores empresarial británico y manufacturero estadounidense que restaron atractivo al metal como inversión de protección.

El metal aceleró sus pérdidas tras datos que mostraron que el crecimiento en el sector servicios de rebotó en julio desde mínimos de tres años, mientras que la actividad de las empresas británicas creció y en la zona euro hubo una expansión modesta por primera vez en 18 meses.

Los datos de hoy sucedieron a un optimista reporte sobre la actividad manufacturera y un reporte mixto de nóminas no agrícolas en Estados Unidos la semana pasada.

El oro al contado cayó un 0.6%, a US$ 1,304.06 la onza en las últimas operaciones.

Los futuros del oro para entrega en diciembre en el mercado estadounidense retrocedieron 8.10 dólares, a US$ 1,302.40 la onza. El volumen negociado fue menos de 98,000 lotes, alrededor de un 55% por debajo de su promedio diario en los últimos 30 días, según datos de Reuters.

En las últimas semanas la FED ha dicho que comenzará a recortar su programa de compra de bonos por US$ 85,000 millones mensuales si la recuperación de la economía estadounidense se mantenía firme, lo que ha llevado a los inversores a observar de cerca los datos de vivienda y empleo.

El oro cayó casi un 2% la semana pasada por la incertidumbre sobre el momento en el que la FED comenzará a reducir su programa de estímulo monetario.

La debería recortar su masivo programa de compra de bonos tras la caída de la tasa de desempleo el mes pasado, según opiniones del presidente de la FED de Dallas, Richard Fisher.

El oro también retrocedió por el alza del rendimiento de los a 10 años, que subió porque los operadores redujeron sus tenencias de deuda por los datos inesperadamente sólidos del sector servicios.

Dado que el oro no paga intereses, los retornos de los bonos estadounidenses son observados de cerca por el mercado como un indicador de las tasas de interés en el corto plazo.

En cuanto a otros metales preciosos, la cayó un 0.8%, a US$ 19.74 la onza. El perdió un 0.3%, a US$ 1,444.24 y el ganó un 0.2%, a US$ 731.22 la onza.