(Reuters).- Los futuros del referencial escalaron un 5% el miércoles, después de que el ministro del Petróleo de Arabia Saudita dijo que la demanda de crudo se estaba incrementando, y luego de datos que mostraron que las fábricas chinas están produciendo más de lo esperado.

La caída de los inventarios de productos refinados reportada por el Gobierno ayudó a impulsar al crudo en Estados Unidos y contrarrestó datos que mostraron existencias de petróleo mayores a las estimaciones en el país norteamericano.

El referencial Brent para entrega en abril subió US$ 2,97 y cerró en US$ 61,63 el barril. En tanto, el crudo en Estados Unidos para abril ascendió US$ 1.71 a US$ 50.99 el barril.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron 8.4 millones de barriles en la semana terminada el 20 de febrero, hasta los 434.1 millones, dijo la Administración de Información de Energía (EIA), sumando 2.4 millones de barriles al punto de entrega de Cushing, Oklahoma.

El avance relativamente menor de las existencias en Cushing podría haber ayudado a que el diferencial entre el Brent y el crudo en Estados Unidos se ampliara a su mayor nivel desde enero del 2014, puesto que la prima respecto al referencial del Mar del Norte se está acercando a los US$ 11 el barril.

Los inventarios de gasolina de Estados Unidos cayeron en 3.1 millones de barriles, agregó la EIA, más de lo que esperaban los analistas consultados por Reuters, mientras que las existencias de destilados incluyendo diésel y combustible para calefacción cayeron en 2.7 millones de barriles, una cifra menor a la estimada.

En las primeras operaciones del día, el mercado se vio apuntalado por datos que mostraron que el sector fabril de China se expandió este mes, de acuerdo al índice anticipado de gerentes de compra elaborado por Markit y HSBC.

En su calidad del segundo mayor consumidor de petróleo del mundo después de Estados Unidos, incluso cambios menores en la demanda china pueden alterar los precios en el crudo.

El mercado también recibió apoyo de los comentarios del ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, quien dijo a periodistas que la demanda de crudo está creciendo y que los mercados están tranquilos.

TAGS RELACIONADOS