El precio del se recuperó el martes, debido a que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió al Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que no acepte un acuerdo nuclear con Irán, mientras que fuerzas libias rivales atacaron terminales petroleras en el país africano.

Los mayores precios que Arabia Saudita impuso a sus compradores de crudo en Asia, Estados Unidos y el noroeste de Europa fueron otro elemento positivo para el valor del barril, dijeron operadores, aunque algunos esperaban que los futuros del Brent y el petróleo en Estados Unidos subieran más.

Los futuros del crudo en Estados Unidos cotizaron con volatilidad debido a las preocupaciones de que los inventarios en el país hayan alcanzado nuevos máximos récord.

El crudo inició la sesión con fuertes ganancias después de que fuerzas rivales libias realizaron ataques aéreos recíprocos contra terminales petroleras y un aeropuerto, reviviendo los temores sobre los suministros locales de crudo.

Las ganancias se aceleraron cuando Netanyahu dijo al Congreso de Estados Unidos que el acuerdo nuclear que está siendo negociado por Washington y Teherán prácticamente garantizaría que Irán, miembro de la OPEP, consiga armas atómicas.

El contrato de primera posición del Brent ganó US$ 1.48, o un 2.5%, a US$ 61.02 por barril. El lunes, el barril perdió casi un 5%, su mayor desplome en un mes, por especulaciones de que un pronto acuerdo nuclear entre Irán y Occidente podría elevar las exportaciones de crudo de Teherán, ampliando los inventarios globales.

El contrato de primera posición en Estados Unidos subió 88 centavos, a US$ 50.47 por barril, luego de cotizar previamente en territorio negativo.

El mercado de Estados Unidos vivió una sesión volátil durante la mayor parte de día por los temores de que los inventarios nacionales de crudo habían alcanzado un nuevo máximo histórico la semana pasada, después de ocho semanas consecutivas de aumentos.

El crudo en Estados Unidos también fue presionado por su prima frente al Brent, ya que los operadores apostaron a que caería más antes de los datos de inventarios que dará el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía.

El Instituto Americano del petróleo, un grupo de la industria, divulgará sus datos sobre inventarios a las 2130 GMT del martes.

TAGS RELACIONADOS