(Reuters).- El petróleo en Estados Unidos subió casi un dólar tras los datos que mostraron un sólido , y mientras se espera que una ola de frío en el país impulse la demanda de combustible para calefacción.

El Producto Interno Bruto creció a una tasa interanual de 3.2% en los últimos tres mes del año pasado, dijo el Departamento del Comercio, una cifra que estuvo en línea con las expectativas de los economistas.

En tanto, la ola polar que afecta parte de Estados Unidos llevó a una caída mayor a la esperada de las reservas de destilados, que incluyen combustible para calefacción, según información gubernamental.

El subió por las preocupaciones de cortes en el suministro en Libia y una esperada caída en la producción de la OPEP, pero sus avances fueron limitados por datos económicos desalentadores en China y la decisión de la Reserva Federal de recortar su estímulo monetario.

El crudo en Estados Unidos cerró con un alza de 0.87 dólares el barril, a 98.23 dólares por barril.

Los futuros del Brent subieron apenas 10 centavos, a 107.95 dólares, después de haber cerrado el día anterior con un alza de 44 centavos. Previamente, el contrato llegó a un máximo de 108.30 dólares.

Situación en ChinaDébiles datos fabriles en China y la decisión de la Fed de mantener sus planes para reducir su programa de estímulo monetario, a pesar de señales recientes de inestabilidad en los mercados emergentes, pesaron sobre los activos más riesgosos. Las acciones globales bajaron a un mínimo en dos meses y medio.

En otra señal de un crecimiento menos robusto en la demanda de petróleo de China, la británica BP dijo que cancelaba planes de inversión en una refinería en el gigante asiático.

El petróleo se sostuvo por datos de la Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés) que mostraron que las existencias de destilados en Estados Unidos cayeron más del doble de la cantidad esperada.

Recorte de estímulo monetario de la FedLa iniciativa de la Fed de recortar su programa de estímulo monetario era ampliamente esperada, aunque algunos inversores habían especulado que el banco central estadounidense podría demorar sus planes debido a las preocupaciones en mercados emergentes.

En conclusión, la reducción del estímulo fortalecerá al dólar y esto pesará sobre las materias primas cotizadas en esa divisa, como el petróleo.