Nueva York (Reuters).- El Brent y el petróleo en Estados Unidos cerraron con pérdidas, debido a que las esperanzas de que el plan de paz del presidente electo de Ucrania pueda ayudar a mitigar la crisis con los separatistas rusos enfriaron una remontada previa del crudo.

Un aumento en los inventarios de destilados de Estados Unidos y los débiles márgenes de ganancias de los destilados en el Noroeste de Europa también ayudaron a revertir la tendencia de los futuros del crudo.

El para entrega en julio cayó 42 centavos a US$ 108.40 el barril.

El petróleo en Estados Unidos para entrega en julio perdió 2 centavos a US$ 102.64 el barril, luego de tocar un máximo diario de US$ 103.69 inmediatamente después del reporte de la EIA que mostró un descenso en los inventarios la semana pasada.

La Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) dijo que las existencias de crudo en Estados Unidos bajaron 3.4 millones de barriles la semana pasada ante una fuerte caída de las importaciones, frente a expectativas de un descenso de 300,000 barriles.

El diferencial del Brent frente al crudo de Estados Unidos se redujo hasta los US$ 5.69 durante la sesión, el menor nivel desde mediados de abril.

El presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo que era posible que se reuniera con el líder ruso Vladimir Putin en una ceremonia en Francia esta semana para conmemorar el aniversario del desembarco del Día D durante la Segunda Guerra Mundial.

Poroshenko dijo que un plan de paz que está elaborando para poner fin a los violentos enfrentamientos entre separatistas y fuerzas del Gobierno en Ucrania incluiría una descentralización del poder, una amplia amnistía y elecciones para los gobiernos locales.