Los futuros del cayeron el martes, ya que expectativas de que informes de esta semana muestren un alza en los inventarios de crudo en Estados Unidos contrarrestaron noticias sobre el cierre de campos en Libia.

Los precios retrocedieron después de ser apuntalados tras conocerse que los campos petroleros de Sarir y yacimientos cercanos en Libia fueron cerrados por un corte de energía, en otro golpe a las exportaciones del miembro de la OPEP.

Los socios de Grecia en la zona euro aprobaron planes de reformas de Atenas, lo que también apoyó a los precios del petróleo, pero las perspectivas de otro incremento en los inventarios en Estados Unidos destacaron el sobreabastecimiento en el mercado y contrarrestaron las noticias alcista.

Los futuros del crudo Brent para entrega en abril bajaron 24 centavos a US$ 58.66 por barril, tras alcanzar los US$ 60.30 por barril. Mientras, el petróleo en Estados Unidos cayó 17 centavos a US$ 49,28 por barril.

Un sondeo de Reuters prevé que las cifras del martes del Instituto Americano de Petróleo (API) y de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía de Estados Unidos, el miércoles, muestren que las existencias en el país aumentaron en 4 millones de barriles, a un máximo histórico, la semana pasada.

Los precios del petróleo han comenzado a estabilizarse en torno a los US$ 60 por barril y la demanda está mostrando señales de mejoría en Asia y otras regiones, dijo el martes un alto delegado de la OPEP.

Delegados de la OPEP dijeron a Reuters más temprano el martes que el grupo no tiene planes para reunirse antes de junio, refutando un reporte publicado el lunes por Financial Times que citó a la ministra de Petróleo de Nigeria indicando que el país llamaría a una reunión extraordinaria de la OPEP si los precios caen aún más.

TAGS RELACIONADOS