Módulos Temas Día

Perú tendrá siete empresas listadas en NYSE

IFS, matriz de Interbank, Interseguro e Inteligo Group, espera recaudar US$ 400 millones a través de una oferta pública inicial (OPI) que aún no tiene fecha de lanzamiento.

(Foto: Reuters)

Intercorp Financial Services (IFS), uno de los principales grupos financieros y bancarios de Perú, está en camino de convertirse en la séptima compañía del país y la segunda del sector financiero en abrirse a la bolsa en el New York Stock Exchange (NYSE).

El 9 de octubre IFS presentó su solicitud ante la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos para levantar hasta US$ 400 millones a través de una Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones.

Si tiene éxito, ésta sería la segunda OPI realizada en el último tiempo por una institución financiera de Sudamérica, luego de que el colombiano Grupo Aval recaudara US$ 1,100 millones en su apertura a bolsa a mediados de setiembre.

La fecha para la oferta pública de IFS todavía no ha sido anunciada. Además de IFS, otras empresas peruanas registradas en el NYSE incluyen a Banco de Crédito (el mayor banco del país); Cementos Pacasmayo; la constructora Graña y Montero; y tres empresas mineras, Compañía de Minas Buenaventura, Fortuna Silver y Southern Copper Corporation.

IFS espera sacar ventaja de la fortaleza de sus subsidiarias y un esperado repunte en la economía peruana para recurrir al mercado. Una de las filiales de IFS, Interbank el cuarto mayor banco del sistema local representa cerca de 12% de los préstamos y 11% de los depósitos en el sistema financiero peruano, según datos oficiales.

IFS también controla Interseguro, una de las principales firmas de seguros del país; Inteligo, una corredora de bolsa; e InRetail, que opera farmacias, malls y supermercados en todo el país. El grupo ha transado en la bolsa peruana desde 2007.

Registró activos totales por US$ 13,300 millones y utilidades de US$ 349 millones para 2013 en su inscripción. La emisión de bonos senior realizada el 10 de octubre por InRetail, por US$ 300 millones con vencimiento al 2021, fue una señal alentadora para todo el grupo.

La demanda por los bonos excedió los US$ 2,000 millones, subrayando el actual interés de los inversionistas en la ascendente clase media del país y su creciente poder adquisitivo.

Utilidades bajo presiónSin embargo, persisten algunas preocupaciones acerca del desempeño macroeconómico general del país, a medida que el PBI ha perdido considerable impulso desde fines de 2013. Según las cifras oficiales, el PBI creció sólo 3% en los primeros siete meses de 2014.

Aunque la economía debería comenzar a recuperar fuerza en los próximos años impulsada en parte por una serie de medidas de estímulo anunciadas por el gobierno en los últimos meses existe creciente incertidumbre acerca de cómo afectar la caída en la producción a las ganancias de las empresas.

Leer comentarios ( )

Ir a portada