Nueva York/Londres (Reuters).- El oro subió por compras de oportunidad, pero el mercado registró su mayor caída semanal desde noviembre tras los últimos indicios de la de que las tasas de interés podrían aumentar en el primer semestre del 2015.

Sin embargo, las ganancias del oro el viernes fueron limitadas debido a que el mercado seguía afectado por una baja de 2% registrada el miércoles, cuando la presidenta de la FED, Janet Yellen, dijo que el banco central podría poner fin a su programa de compra de bonos este otoño boreal y que podría empezar a elevar las tasas de interés seis meses después.

El oro al contado subió 0.5% a US$ 1,334.76 la onza, luego de caer a US$ 1,320.24 el jueves, la cotización más baja desde finales de febrero. Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en abril sumaron US$ 5.50 a US$ 1,336 la onza.

El oro alcanzó brevemente un máximo en seis meses de US$ 1,391.76 el lunes debido a tensiones en Ucrania y preocupaciones sobre el crecimiento en China. Pero luego los inversores tomaron ganancias porque su enfoque pasó hacia la política monetaria de Estados Unidos.

Desde entonces, el lingote ha estado presionado luego de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmara leyes que completan la anexión de Crimea, aunque dijo que no planea invadir otras partes de Ucrania. Para la semana, el oro cayó cerca de un 3.5%.

Análisis técnicos sobre el comportamiento de los futuros del oro luego de la subida que han registrado en los últimos tres meses sugiere que los precios podrían subir más este año aún después de que la Reserva Federal mantuvo la reducción de su estímulo monetario, dijeron analistas.

Entre otros metales preciosos, el paladio subió hasta un 4.5% a US$ 797 la onza, su precio más alto desde agosto de 2011, favorecido por la continuidad de huelgas en minas en Sudáfrica y por preocupaciones de que el conflicto entre Rusia y Occidente por Ucrania pueda empeorar.

Por su parte, la plata subió 0.3% a US$ 20.29 la onza y el platino avanzó 0.1% a US$ 1,427.70 la onza.