Nueva York (Reuters).- El oro subió más de un 1% el jueves, recuperándose de un retroceso inicial, por compras técnicas e impulsado por la fortaleza del dólar y las esperanzas de que la Fed tome medidas para estimular la economía estadounidense.

A medida que el euro se fortalecía frente al dólar, el lingote se recuperaba desde un mínimo intradía de unos 1,650 dólares por onza.

Algunos participantes del mercado dijeron que los decepcionantes datos de empleo en Estados Unidos alentaron las esperanzas de que la FED lance una tercera ronda cuantitativa. Otros operadores aseguraron que la escalada se debió a compras técnicas que tomaron a muchos por sorpresa.

El subió un 1.07%, a 1,675.14 dólares la onza, encaminándose a su mayor ganancia semanal en mes y medio. Los futuros del oro para junio en la división de metales Comex de la Bolsa Mercantil de Nueva York cerraron con un alza de un 1.2%, a 1,680.60 dólares, cerca al máximo intradía de 1,681.3 dólares. Los operadores esperan que el metal alcance un nivel de resistencia en torno a los 1,685 dólares por onza.

Las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada a su nivel más alto desde enero, un hecho que podría generar temores de que la recuperación del mercado laboral se haya estancado tras la desaceleración en la creación de empleos vista en marzo.

El euro subió contra el dólar y el yen el jueves, ya que una caída en los rendimientos de los bonos italianos y esperanzas de un fuerte crecimiento en China impulsaron el apetito por el riesgo, incluso cuando la aún no resuelta crisis de deuda de Europa ensombrece las visiones a largo plazo.

La plata ganó un 2.7% a 32.39 dólares la onza. El platino ascendió un 1.28% a 1,597.24 dólares la onza. El paladio trepó un 2.13% a 643.97 dólares.