Nueva York/Londres (Reuters).- El oro subió un 1% impulsado por un retroceso del dólar y por renovadas tensiones entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania que apuntalaron el apetito por el metal de refugio.

El metal recibió un impulso adicional después de que el banco central de Irak dijo que podría comprar más reservas de oro en los próximos meses, luego de adquirir 60 toneladas en los últimos dos meses.

El oro al contado cerró con un alza de 1% a US$ 1,308.75, luego de alcanzar máximos de dos semanas de US$ 1,314.43. Los futuros del oro para junio en Estados Unidos ganaron US$ 10.80 a US$ 1,309.10 por onza.

Los precios del metal se han alejado fuertemente de un máximo de seis meses de cerca de US$ 1,400 por onza a mediados de marzo, a medida que disminuyeron las tensiones geopolíticas, luego de que funcionarios rusos dijeron que no tienen intenciones de invadir otras partes de Ucrania más allá de Crimea.

El martes, el secretario de Estado estadounidense John Kerry acusó a agentes y fuerzas especiales rusas de provocar disturbios separatistas en el este de Ucrania, diciendo que Moscú podría intentar preparar acciones militares como hizo con Crimea.

El metal también se vio impulsado por una caída del 0.6% en el índice dólar contra una cesta de grandes divisas.

En tanto, Ucrania ha lanzado lo que describió como una operación "antiterrorista" en la ciudad oriental de Járkov y dijo que unos 70 separatistas fueron arrestados por ocupar un edificio de la administración regional.

Entre otros metales preciosos, la plata trepó un 0.9% a US$ 19.99 la onza, mientras que el platino sumó un 1.1% a US$ 1,437.25 la onza y el paladio ganó un 1.7% a US$ 774.10 la onza.