Londres/Nueva York (Reuters).- El oro repuntó hasta cerrar el viernes en alza, tras haber bajado a mínimos de seis semanas de menos de 1.300 dólares la onza, pero registró su segunda caída semanal consecutiva debido a que una mejora en el panorama económico en Estados Unidos impulsó al dólar y apuntaló el apetito por el riesgo.

El ha perdido en las últimas nueve sesiones casi US$ 100 la onza desde que tocó máximos de seis meses, en medio del alivio de tensiones geopolíticas, sólidos datos económicos en Estados Unidos y comentarios de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, de que las tasas de interés podrían subir en la primera mitad del 2015.

Las bajas tasas de interés, que reducen el costo de oportunidad de tener lingotes, han sido un importante factor detrás del alza del oro en los últimos años.

El oro al contado llegó a tocar en la jornada del viernes su menor nivel desde el 12 de febrero, de US$ 1,285.36 la onza, pero minutos después rebotó y cerró con un alza de 0.3%, a US$ 1,294.16. El lingote marcó una pérdida semanal del 3%. Los futuros del oro para abril en Estados Unidos sumaron 90 centavos, o 0.07%, a US$ 1,293.80 la onza.

El dólar subía un 0.1% frente a una canasta de monedas, mientras que las acciones en Europa y Estados Unidos también avanzaban.

La moneda estadounidense fue impulsada por datos el viernes que mostraron que el gasto del consumidor del país norteamericano aumentó en febrero, en la última señal de que la economía recobra fuerzas tras verse afectada por un invierno muy frío.

Entre otros metales preciosos, el platino subió 0.8%, a US$ 1,403.75 la onza; mientras que el paladio avanzó un 2.5%, a US$ 771.75 la onza. En tanto, la plata ganó el 0.5%, a US$ 19.77 la onza.