Londres (Reuters).- El oro operaba estable hoy, en medio de la caída del dólar y débiles datos de manufacturas globales que desconcertaron a inversores en el mercado de acciones, aunque las expectativas de un mayor avance en la divisa estadounidense mantenían débil la demanda del metal.

El oro al contado subía un 0.1%, a US$ 1,214.16 la onza a las 1012 GMT. El oro en Estados Unidos perdía US$ 1.10, a US$ 1,214.40 la onza. Los precios al contado tocaron mínimos de nueve meses de US$ 1,204.40 la onza el martes.

El dólar caía un 0.3% frente a una canasta de importantes monedas, al tiempo que inversores tomaban ganancias tras una reciente escalada. El índice dólar ha registrado su undécima semanas consecutiva al alza, así como su mayor avance trimestral en seis años.

La fortaleza del dólar ha presionado con fuerza a los metales preciosos en las últimas semanas y aunque la escalada de la moneda hizo una pausa el jueves, la divisa no operaba muy lejos de un máximo de cuatro años.

El oro también operaba estable gracias a la debilidad de las acciones europeas tras una serie de sondeos que mostraron el miércoles que la actividad fabril alemana se contrajo por primera vez en quince meses, que el sector manufacturero de China apenas creció y que la economía de Estados Unidos se está desacelerando más de lo esperado.

La incertidumbre económica llevaba a inversores a buscar activos seguros, a menudo considerados como una alternativa en momentos de riesgo político y financiero.

Entre otros metales preciosos, la plata caía 0.1%, a US$ 17.12 la onza, luego de tocar su menor nivel desde marzo del 2010, a US$ 17.07 previamente en la semana.

El platino perdía 0.3%, a US$ 1,270.25 la onza tras tocar mínimos de cinco años en la víspera, mientras que el paladio sumaba un 0.4%, a 777 dólares la onza.