Nueva York (Reuters).- El oro alcanzó sus máximos de cuatro meses y medio antes de finalizar con una leve baja el lunes, debido a toma de ganancias tras el avance previo ante la especulación de que la Reserva Federal pueda lanzar otra ronda de estímulo monetario en una conferencia de banqueros centrales esta semana.

El oro al contado subió a máximos en cuatro meses y medio de 1,676.45 dólares la onza para luego cerrar con una baja del 0.3% a 1,665.20 dólares a las 1953 GMT.

Los en Estados Unidos para entrega en diciembre cerraron con un alza de 2.70 dólares la onza, a 1,675.60 dólares la onza. El metal subió un 3.4% la semana pasada, su mayor avance semanal desde fines de enero.

El metal recibió un impulso después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, escribiera la semana pasa a un panel del Congreso estadounidense que el banco central tiene espacio para dar un estímulo monetario adicional para impulsar a la economía del país.

Los inversores aguardaban con expectativa una reunión de las autoridades de los principales bancos centrales del mundo en la localidad estadounidense de Jackson Hole, que se realizará el viernes y en la que se podría abordar la posibilidad de más medidas de alivio cuantitativo.

Los volúmenes de operaciones fueron bajos debido a que los mercados en el Reino Unido estuvieron cerrados por un feriado bancario y en Estados Unidos comenzó la última semana de tradicionales vacaciones de verano boreal.

El platino al contado cayó 0.1% a 1,539.99 dólares, tras haber subido un 5.4% la semana pasada.

La plata al contado alcanzó los 31.26 dólares, su mayor nivel en casi cuatro meses, para luego bajar un 0.2% a 30.72 dólares. El paladio al contado cerró sin cambios a 648.50 dólares.