El subía antes de una serie de declaraciones previstas de funcionarios de la , pero estaba en camino a su caída semanal más grande desde noviembre.

Esto se debe a que los precios han reaccionado a las señales del banco central estadounidense sobre una potencial alza de las tasas de interés en el primer semestre de 2015.

El oro al contado subía 1% a US$ 1,341.50 la onza, luego de caer a US$ 1,320.24 en la víspera, la cotización más débil desde el final de febrero.

Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaban 0.8% a US$ 1,341.50 la onza.

Funcionarios de la Fed, entre ellos Richard Fisher, James Bullard y Narayana Kocherlakota hablarían hoy, después que la presidenta de la Fed Janet Yellen sorprendiera a los mercados esta semana al sugerir la posibilidad de elevar las tasas de interés a principios del año próximo.

El oro alcanzó brevemente un máximo en seis meses de US$ 1,391.76 el lunes debido a tensiones en Ucrania y preocupaciones sobre el crecimiento en China antes.

Pero luego los inversores tomaron ganancias porque su enfoque pasó hacia la política monetaria de Estados Unidos. El oro estaba encaminado a una caída semanal de 3.1%.

Las bajas tasas de interés, que redujeron el costo de oportunidad de la tenencia de activos sin rendimientos como el oro por encima de otros activos, han sido un factor clave en el alza del oro en los últimos años.

Una escalada en las sanciones de Estados Unidos contra Rusia debido a la mantuvo cautos a los inversores en acciones y esto fortaleció al oro, que suele considerarse una cobertura contra el riesgo, dijeron analistas.