Nueva York/Londres (Reuters).- cayó levemente debido a que sólidos datos sobre precios de las casas y confianza del consumidor en Estados Unidos mantuvieron la cautela entre los inversores antes de las reuniones de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo esta semana.

Los inversores en el lingote tomaron ganancias después de que datos mostraron que los a su ritmo más veloz en casi siete años, mientras que otro reporte mostró que la confianza del consumidor estadounidense se recuperó en abril.

Pese a los alentadores reportes, datos que mostraron una contracción en la actividad empresarial en la región central de Estados Unidos en abril generaron expectativas de que la Fed no cambiará el ritmo de sus compras de bonos de US$ 85,000 millones por mes este año, dijeron analistas.

Inversores también se posicionaron para un recorte en las tasas de interés del Banco Central Europeo, aunque operadores dijeron que el resultado de las reuniones del BCE y la Fed era incierto.

El oro cayó 0.2% a 1.473,54 dólares. El oro en Estados Unidos para entrega en junio cerró con alza de US$ 4.70, a US$ 1,472.10 la onza.

El lingote ha recuperado más de la mitad de la pérdida de US$ 225 por onza que registró entre el 12 y el 16 de abril, apuntalado por una fuerte demanda física a nivel global en especial en importantes consumidores del lingote China e India.

Los precios del oro se hundieron a US$ 1,321.35 el 16 de abril, un mínimo de más de dos años, luego de que un descenso por debajo de US$ 1,500 agudizó una ola vendedora que dejó pasmados a inversores y los llevó a seguir reduciendo sus posiciones en fondos que cotizan en bolsa.

Los inversores en oro están a la espera del reporte de nóminas no agrícolas del viernes en Estados Unidos, que dará luces sobre el panorama para las medidas de estímulo monetario de la Fed en el corto plazo.