Nueva York/Londres (Reuters).- Los precios del oro subieron el viernes a la par de una escalada del petróleo y la caída de las acciones en Estados Unidos, registrando su segunda ganancia semanal consecutiva por la incertidumbre acerca de cuándo reducirá su programa de estímulo.

El subió un 0.3%, a 1,314.91 dólares la onza, tras revertir pérdidas previas. En la semana, el oro acumuló un alza de un 0.3%, en su cuarta alza semanal en las últimas cinco semanas. Los futuros del oro para entrega en diciembre en Estados Unidos cerraron con alza de 2.30 dólares la onza, a 1,312.20 dólares.

Las especulaciones de que la Reserva Federal podría comenzar a reducir su programa de compras mensuales de 85,000 millones de dólares en bonos a partir del mes próximo llevaron al precio del oro a un mínimo nivel en tres semanas el miércoles. Pero hasta ahora no ha habido consenso entre los miembros de la FED sobre el momento exacto para poner término al programa de estímulo monetario.

El viernes, datos del Gobierno mostraron que los inventarios mayoristas en Estados Unidos cayeron inesperadamente en junio, por segundo mes consecutivo, lo que llevó a los economistas a reducir sus previsiones sobre el crecimiento para el segundo trimestre.

Las acciones cayeron en el viernes y registraron su peor semana desde junio. Los inversores hallaron pocas razones para comprar con los precios de las acciones cerca de niveles récord.

En tanto, los precios del petróleo subieron en medio de interrupciones en los suministros en Oriente Medio y señales de una creciente demanda en China, elevando el atractivo del oro como cobertura contra la inflación.

Entre otros metales preciosos, la plata avanzó un 1.5% a 20.51 dólares la onza. El platino al contado subió un 0.8%, a 1,498.50 dólares la onza, mientras que el paladio al contado avanzó un 0.6%, a 740.22 dólares la onza.