Melbourne (Reuters).- Los caían hoy a su menor nivel en casi seis años, presionados por la débil demanda de acero inoxidable y preocupaciones de que un nuevo arancel en Malasia pueda aumentar los suministros del metal en el mercado.

El níquel en la Bolsa de Metales de Londres (LME) caía más de un 1 por ciento a su menor nivel desde mayo del 2009 a 13.105 dólares por tonelada, antes de recortar pérdidas a 13.315 dólares la tonelada a las 0737 GMT -una caída de 0.1% en la sesión.

El nuevo contrato de níquel en la Bolsa de Futuros de Shanghái perdió un 4% durante su segundo día de transacciones, antes de cerrar con mermas de 2.7%, a 98,430 yuanes (US$ 15,860) por tonelada.

La demanda de mineral de níquel en China no se recuperó tan fuerte como se esperaba tras los feriados por el Año Nuevo Lunar en ese país, dijeron fuentes de la industria la semana pasada. Los productores de acero inoxidable buscan reducir sus exportaciones dado que el sector enfrenta barreras arancelarias.

La Unión Europea se está preparando para imponer aranceles anti dumping sobre las importaciones de láminas en frío de acero inoxidable de China y Taiwán, mientras que India también está considerando acciones similares.

La LME ha amenazado con dejar de registrar nuevos suministros de metal a partir de julio si Malasia no aclara el impacto que tendría un nuevo impuesto a los bienes y servicios en el comercio y almacenamiento de metales en sus dos zonas bajo control aduanero.

Funcionarios en Malasia dijeron que planean alcanzar una solución antes de que el impuesto entre en rigor el miércoles.

En tanto, el cobre recuperaba parte de las pérdidas de casi 2% del viernes, subiendo un 0.7%, a US$ 6,098 por tonelada. Las compras desde el mayor consumidor China han sido débiles, presionadas por una reciente escalada en los precios.

El contrato de cobre más negociado en la Bolsa de Shanghái, el de junio, cerró con leves cambios a 43,830 yuanes (US$ 7,062) por tonelada.

Datos previstos para esta semana incluyen un indicador oficial sobre la salud del sector fabril de China en marzo y un reporte de empleos en Estados Unidos que podría afectar el momento en que se suban por primera vez las tasas de interés en ese país.

La actividad en el sector fabril de China se habría contraído por tercer mes consecutivo en marzo, mostró un sondeo de Reuters, reforzando las expectativas de que Pekín tendrá que intensificar sus medidas de alivio monetario para impulsar el crecimiento económico.

TAGS RELACIONADOS