México DF (Reuters).- Los mercados de América Latina recibieron el miércoles sin sobresaltos el de reducir su plan de estímulo, con una lectura mixta entre quienes lo ven como una señal favorable para y los que temen una salida de capitales de la región.

La reacción inicial al anuncio de la Fed de recortar la compra de bonos en 10.000 millones de dólares, a 75.000 millones de dólares mensuales, fue mayormente negativa en las monedas y bolsas de la región, pero fueron diferenciándose posteriormente a medida que digirieron la noticia.

En el caso del peso mexicano, la moneda más negociada de la región y una de las 10 primeras del mundo, el movimiento pasó de una rápida caída hasta un fortalecimiento de casi 1%, ante la evidencia de que la economía de su principal socio comercial está despegando.

"Creo que vamos a ir poco a poco hacia (…) una separación entre qué países están más cerca de Estados Unidos y quiénes están más lejos de Estados Unidos; y México evidentemente es el mercado que se podría beneficiar más", dijo Gabriel Lozano, economista de JP Morgan en la Ciudad de México.

El peso mexicano cerró en 12,8785 por dólar, con un avance del 0.62%, mientras que la bolsa terminó con un alza del 0.77% luego de haber operado en terreno negativo antes del anuncio de la Fed.

"Va a haber una distinción entre qué pasa con otros emergentes y qué pasa con ", agregó Lozano.

En el caso de Brasil, la reacción fue mixta, con un cierre alcista de un 0.94% del mercado accionario, antes de conocerse el anuncio de la Fed, y el real depreciándose un 0.3%.

"La liquidez va a permanecer amplia por un largo tiempo, lo que significa que los inversionistas no tendrán otra opción que continuar buscando oportunidades en activos de riesgo", dijo Alberto Bernal, jefe de análisis de Bulltick Capital Markets en una nota a clientes.

Anuncio esperadoAlgunos operadores sostuvieron que el anuncio era esperado por el mercado y no tuvo mayor impacto en plazas como la de , donde se vio como descontado.

El índice IPSA – que agrupa las 40 acciones líderes de la bolsa de Santiago- cedió un 0.16%, a 3.664,82 puntos.

Mientras que para el peso chileno, que cerró antes de los anuncios de la Fed con una baja del 0.26% a 528,70/529,00 unidades por dólar, expertos ven probable una ligera depreciación en las próximas jornadas.

"El peso y en general las monedas emergentes podrían verse presionadas hacia una depreciación producto de mayores tasas de interés en Estados Unidos y la recuperación de actividad en ese país", dijo Matías Madrid, economista jefe el banco Penta en Santiago.

"De todas formas, en el muy corto plazo no observamos una depreciación significativa y es posible que se mantenga bajo 530 (por dólar)", agregó.

En Perú, la terminó estable debido a que un temprano avance de acciones mineras fue contrarrestado por ventas de papeles industriales tras el anuncio de la Fed. Por su parte, el sol cayó un 0.36%, a 2,785 unidades por dólar.

"Respecto al 'tapering' (recorte de estímulos) está primando el efecto a mediano y largo plazo de que la economía estadounidense se va a expandir en los próximos años y eso es favorable", dijo Fernando Iberico, de la correduría Inteligo en Lima.

En , los mercados cambiario, accionario y de deuda pública interna bajaron, aunque más atentas al dato de desempeño de la economía local del tercer trimestre.