Módulos Temas Día

Medianas empresas siguen optando por financiamiento tradicional a pesar del MAV, según la CCL

Los beneficios para las firmas listadas en el Mercado Alternativo de Valores no solo están relacionados con el ahorro de costos, sino que los emisores ganan también un mayor prestigio, afirmó la Cámara de Comercio de Lima.

(Manuel Melgar)

Las medianas empresas siguen optando por el financiamiento tradicional, a pesar de la existencia del Mercado Alternativo de Valores (MAV), el cual les permitiría captar importantes montos de dinero a un costo menor al que se obtendría en el sistema bancario y con menos requisitos, según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

"A pesar de que se pueden captar importantes montos de dinero a un costo menor, a la fecha solo hay dos empresas inscritas al MAV (Chavín de Huántar y Representaciones Generales), pero si se quiere generar mayor dinamismo solo dependerá del desarrollo tanto de la oferta como de la demanda de dichos valores", precisó César Peñaranda, director Ejecutivo del IEDEP.

Precisó que los beneficios para estas empresas no solo están relacionados con el ahorro de costos sino que los emisores ganan también un mayor prestigio, pues la transparencia en la información exige un manejo profesional de la empresa.

Añadió que si bien en un primer momento el financiamiento captado es de corto plazo, a futuro se podrán financiar proyectos de inversión de mayor envergadura con la colocación de instrumentos de mayor plazo y a tasas igualmente competitivas.

"El reto en ese sentido es que las medianas empresas, en su mayoría empresas familiares, asimilen las prácticas de un buen gobierno corporativo a fin de que estén aptas para formar parte del MAV", señaló.

Sin embargo, Peñaranda manifestó que se necesita evaluar alternativas para reducir aún más los costos de emisión (preparación y estructuración) en los que se incurre una sola vez al momento de la emisión. Explicó que estos costos son fijos y representan un porcentaje importante de los costos totales, que incluso pueden llegar a incrementar hasta en 2.5% la tasa de colocación del instrumento de deuda, lo que depende del monto de la emisión.

Por el lado de la demanda, el IEDEP observa que es nula la participación de inversionistas institucionales como las AFP, pues son en su mayoría personas naturales las que adquieren dichos valores.

Por ello, planteó que se podría fomentar el ingreso de otros inversionistas, como los fondos mutuos (FM), que cuentan con una mayor diversificación en sus portafolios en términos de montos y plazos.

Finalmente, recomendó que se debe incorporar un mayor número de personas naturales o retail investor, si tomamos en cuenta que se registran unos 186,860 partícipes en FM de corto plazo y que pueden encontrar en el MAV una buena alternativa de inversión.

Leer comentarios ( )