inició su cobertura de , el holding de infraestructura y construcción más grande de Perú, y recomendó mantener sus acciones dentro de un portafolio benchmark para el . La casa de bolsa estableció un precio estimado (valor fundamental) por acción de S/. 10.60, 9.43% por debajo de su precio de mercado de S/. 11.60, al cierre de hoy.

La valorización de GRAMONC1 se realizó bajo la metodología de Flujo de Caja Descontado a la Firma, a una tasa de descuento de 10.87%. Kallpa SAB proyectó sus actividades en un horizonte de cinco años y asumió un crecimiento perpetuo de 5%, en línea con el crecimiento potencial de sus utilidades. Sin embargo, las buenas proyecciones ya habrían sido internalizadas por el precio de su acción.

El estimado de responde a los siguientes fundamentos:

1. Exposición a la economía local. Más del 80% de sus ingresos se generan en el Perú. participa en diversos proyectos públicos y privados, en casi todos los sectores de la economía. El sector construcción es muy dinámico y crecería 9.6% este año, según el BCR, dado el déficit habitacional y la cartera de proyectos de inversión, sobre todo mineros.

2. Diversificación de ingresos. Si bien la unidad de negocios de construcción tiene la mayor participación en el holding (48% del EBITDA en el 2012), sus otras unidades también son atractivas para el inversionista, dado sus mayores márgenes, lo que mitigaría los efectos de una contracción económica.

3. Backlog como sustento de ventas futuras. En el cuarto trimestre del 2012, los contratos firmados por la empresa, cerraron en US$ 4,573, 2.3x veces las ventas de todo el año. Kallpa SAB estima que, en el 2013, el backlog cerrará en US$ 5,341 millones, es decir, 2.2x veces las ventas esperadas del año.

4. Potencial internacional. La participación de las ventas internacionales de la empresa representa más del 15% de su actividad. La casa de bolsa espera que represente más del 20% en el 2013, dada la consolidación de la recientemente adquirida en sus estados financieros. Aunque no está considerado en la valorización, Graña y Montero continuaría con su expansión.

En su análisis de riesgos, destaca el comportamiento cíclico del sector construcción, ante una desaceleración de la economía peruana. De otro lado, los conflictos sociales podrían afectar la ejecución de algunos proyectos mineros en los que participa, dado que más del 30% del backlog al cierre del 2012 corresponde al sector minero.