Después de que Citigroup transfiriera sin querer sus propios fondos a los acreedores de Revlon mientras se desempeñaba como agente y perdió la batalla para recuperar parte del dinero, se vio obligado a modificar sus resultados después de amortizar parte del préstamo que ahora posee. (Foto: Reuters)
Después de que Citigroup transfiriera sin querer sus propios fondos a los acreedores de Revlon mientras se desempeñaba como agente y perdió la batalla para recuperar parte del dinero, se vio obligado a modificar sus resultados después de amortizar parte del préstamo que ahora posee. (Foto: Reuters)