Si un inversionista en el sufre pérdidas por una mala gestión de una Sociedad Agente de Bolsa (), sea por diferentes motivos –como un error en la ejecución de órdenes o una tenencia irregular de valores–, existe un fondo de garantía que supera los 17 millones de dólares para respaldar el daño, reportó la Superintendencia de Mercado de Valores ().

"Frente a una SAB, el inversionista tiene como primera línea de defensa la regulación de la SMV y como segunda línea a la supervisión periódica. Y, luego si algo no funciona, se tiene el fondo de garantía, que asciende a 17.4 millones de dólares en datos hasta abril", afirmó , Defensor del Inversionista de la SMV.

Cada inversionista tiene un límite individual 180 mil soles, aproximadamente unos 70 mil dólares. Sin embargo, existe un segundo fondo específico proveniente de las mismas SAB.

"Si el fondo de garantía de 17.4 millones de dólares no fuera suficiente, también tenemos las garantías específicas de las SAB. Cuando una SAB obtiene la autorización de para su participación en el mercado, en ese momento establece una garantía específica para respaldar sus propias actividades. En total, por todas las SAB, hay 7 millones de dólares", reportó Stucchi.

Nueva administraciónExplicó que el fondo de garantía pronto cambiará de esquema de administración: Pasará de la SMV a una administración público-privada, donde participarán ambos actores del mercado: los supervisados y la superintendencia.

Stucchi añadió que la tiene la potestad de informar a las áreas de supervisión si en su trabajo de orientación a los inversionistas detecta alguna situación irregular, que podría conllevar a utilizar el fondo de garantía de comprobarse la falta. Ello vendría a ser como una cuarta línea de protección.

"Hasta el momento no se ha ejecutado recientemente el fondo de garantía. Pero la idea es que funcione como un seguro para generar confianza. Debe existir por si se necesita, pero esperar no necesitarlo dado el buen comportamiento de los partícipes en el mercado", dijo.