Módulos Temas Día

Goldman recomienda compra de deuda local en mercados emergentes

El discurso sobre los países en desarrollo parece haber dado un giro de 180° grados en las últimas semanas: pasó de aludir a la resiliencia ante el ajuste de la Fed en el primer trimestre a señalar la vulnerabilidad en el actual.

Goldman Sachs

Goldman Sachs

Los saldos de cuenta corriente son saludables en los mercados emergentes. (Foto: Bloomberg)

Los activos de los mercados emergentes se vieron castigados últimamente, pero muchos de sus indicadores fundamentales se mantienen en buena forma y la recomendación para sus bonos locales es comprar, dicen los estrategas de Goldman Sachs Group Inc.

El discurso sobre los países en desarrollo parece haber dado un giro de 180° grados en las últimas semanas: pasó de aludir a la resiliencia ante el ajuste de la Reserva Federal en el primer trimestre a señalar la vulnerabilidad en el actual. Sin embargo, dejando de lado países como Argentina y Turquía, que tienen problemas económicos particulares, en tanto grupo, los países en desarrollo se muestran “sólidos”, dice Goldman.

“Conforme a nuestra hipótesis de base de un crecimiento mundial estable y superior a la tendencia y de una Fed todavía gradual, el dólar estadounidense debería debilitarse frente a los tipos de cambio tanto del G10 como de los mercados emergentes”, escribieron Zach Pandl y Kamakshya Trivedi, estrategas de Goldman en Nueva York y Londres en una nota fechada este miércoles. “Desde una perspectiva ‘beta’ amplia, preferimos activos que no sean dólares, especialmente renta fija local de mercados emergentes”.

Los saldos de cuenta corriente son saludables en los mercados emergentes, pese a que se deterioraron en los últimos trimestres, y la liquidación del mercado ha dado al grupo un mayor carry, escribieron los dos analistas de Goldman, refiriéndose al beneficio de un diferencial de rendimiento más grande.

Países como Brasil, Indonesia, México y Sudáfrica redujeron los déficits de cuenta corriente desde el 2013, muestran los datos del FMI.

En las opiniones sobre el segundo semestre del 2018, los elegidos por los estrategias de Goldman incluyen al peso chileno, el sol peruano, el peso colombiano, el rand sudafricano y tomar posiciones cortas en la moneda estadounidense frente a los dólares canadiense y australiano.

La cuestión principal para Goldman es que, cuando la economía global marcha bien, el dólar tiende a tener un rendimiento inferior, y los analistas consideran que la desaceleración reciente “ya llegó mayormente a su fin”.

En el segundo trimestre, EE.UU. tuvo un rendimiento superior con la intervención de las reducciones impositivas. “Persiste la luz verde para los indicadores fundamentales de los ME pero los mercados indican rojo”, señalaron los analistas para caracterizar la situación actual.

Entre las recomendaciones, Goldman dijo que el “trío andino” de monedas mencionado anteriormente es atractivo ya que estas quedaron rezagadas respecto de la mejora en los precios de las materias primas y en gran medida han dejado atrás los riesgos políticos.

Los dólares canadiense y australiano deberían verse beneficiados con el impulso del crecimiento, una mejora en los términos de intercambio y las perspectivas de su política monetaria, dijo Goldman. El rand es “el candidato favorito” entre las monedas de mayor rendimiento.

Las próximas elecciones en Brasil y México alejan a Goldman del real y el peso, en tanto “la claridad política es imprescindible para liberar” valor en las monedas. Si bien se ha “recreado” valor en la deuda de mercados emergentes en dólares gracias a la reciente liquidación, el banco prefirió la renta fija en moneda local, dijo.

Leer comentarios ( )

Ir a portada