Módulos Temas Día

Goldman dice que “cinco frágiles” es una denominación equivocada

La nueva agrupación, que en realidad es una actualización de una lista creada hace cuatro años por Morgan Stanley, está compuesta por Turquía, Argentina, Pakistán, Egipto y Catar.

Goldman Sachs

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

Reuters

Wall Street no entendió bien los BRICS y PIGS. Ahora, algunos de los mayores administradores de dinero del mundo dicen que los nuevos miembros de los "cinco frágiles" son en realidad bastante robustos.

Goldman Sachs Asset Management, T. Rowe Price Group y BlackRock se encuentran entre los inversores que han comprado bonos de los países en desarrollo que a principios de este mes obtuvieron la dudosa denominación de S&P Global Ratings. La compañía de calificaciones se basó en las vulnerabilidades percibidas en el caso de mayores tasas de interés y políticas monetarias más estrictas a nivel mundial.

La nueva agrupación, que en realidad es una actualización de una lista creada hace cuatro años por Morgan Stanley, está compuesta por Turquía, Argentina, Pakistán, Egipto y Catar. Aunque las naciones enfrentan diversos riesgos políticos -desde las tensiones en el golfo Pérsico hasta el deterioro de las relaciones de Ankara con Europa- los déficits fiscales y de cuenta corriente, excluyendo a Pakistán, no se han deteriorado al mismo nivel que los de los miembros anteriores. Eso ha creado oportunidades de compra específicas.

"El grado en que los países pueden responder a un shock hoy es posiblemente mejor que en cualquier otro momento de los últimos años", dijo Angus Bell, quien ayuda a administrar alrededor de US$ 45,000 millones para el equipo de deuda de mercados emergentes de Goldman Sachs Asset Management y tiene una alta ponderación en deuda en moneda dura de Turquía y Argentina, así como en las notas locales de Egipto.

No sería la primera vez que se coloca una etiqueta llamativa en el momento equivocado. Cuando el execonomista de Goldman Sachs Jim O´Neill ocupó por primera vez el nombre BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en 2001 para los países que según él liderarían el crecimiento mundial durante las próximas décadas, en realidad era un buen momento para vender valores de mercados emergentes.

PIGS -un acrónimo para referirse a Portugal, Italia, Grecia y España- cobró fuerza en 2010, cuando haber tomado posiciones largas en la zona euro habría sido una buena apuesta. Y cuando el grupo original de los “cinco frágiles” fue acuñado por Morgan Stanley en 2013, resultó ser un momento inteligente para comprar activos de naciones en desarrollo.

“A veces es necesario correr hacia el fuego”, dijo Samy Muaddi, gestor de cartera con sede en Baltimore de T. Rowe Price Group, quien tiene una alta ponderación para las deudas egipcia y argentina. “Estas descripciones a menudo llegan en el momento equivocado y exacerban temores que son infundados”.

Para elaborar la nueva lista de los “cinco frágiles”, Moritz Kraemer -analista de S&P- encuestó a los 20 mayores emisores soberanos por deuda comercial en circulación para ver quién correría el mayor riesgo en caso de un alza de las tasas de interés. Venezuela fue excluida de los primeros cinco países debido a que su propia crisis no está relacionada con factores globales, de acuerdo con la firma calificadora.

Pero la situación no es tan terrible para la mayoría de los países. Los mercados emergentes son “mucho menos susceptibles” a las preocupaciones de un “tantrum” que en 2013, escribieron el martes en un informe analistas de JP Morgan Chase, liderados por Luis Oganes.

Bell de Goldman considera que las trayectorias a largo plazo para la mayoría de las naciones que componen los “cinco frágiles”, particularmente Argentina y Egipto, son favorables. En Argentina, a Bell le gustan los niveles de deuda relativamente bajos, déficits manejables y el optimismo generado por el presidente Mauricio Macri.

El doloroso ajuste económico de Egipto tiene la posibilidad de restablecer la estabilidad macroeconómica. En Turquía, donde la ansiedad de los inversores, medida por la volatilidad implícita de un mes, ha registrado el mayor aumento en los mercados emergentes en los últimos tres meses, la dinámica de la deuda subyacente es “la menor de sus preocupaciones”.

Incluso Pakistán, que tiene déficits externos cada vez mayores y reservas en divisas cada vez menores, puede estar recuperándose. Los cargos de corrupción contra el ministro de Finanzas Ishaq Dar y el exprimer ministro Nawaz Sharif sugieren que las instituciones nacionales están mejorando, según Bell, quien no ingresará al mercado hasta que las elecciones del 2018 den más claridad.

Aunque los “cinco frágiles” podrían ser vulnerables a una posible restricción de la liquidez del dólar en medio de una reducción del estímulo de la Reserva Federal y una reducción progresiva del estímulo por parte del Banco Central Europeo, no hay ninguna garantía de cuándo se alcanzará el punto de inflexión, según Pablo Goldberg, gestor de cartera de mercados emergentes de BlackRock, quien favorece a la deuda soberana de países productores de petróleo.

“¿Por qué ahora?”, dijo desde Nueva York. “Existe el riesgo de dar una falsa alarma muy temprano en estos entornos y salir perdiendo”.

Tags Relacionados:

Goldman Sachs

Morgan Stanley

Leer comentarios ( )