La calidad crediticia de las sigue bajo diversas presiones, informó la agencia en base a los resultados de su último Reporte del Panorama Corporativo Peruano.

"Se esperan actualizaciones raras durante los próximos 12 meses, pero sí se espera que hayan rebajas y acciones de calificación negativas hacia adelante", según Josseline Jenssen, directora de Fitch.

Agregó que las condiciones de lento crecimiento económico del Perú y las condiciones externas débiles son los factores que continúan presionando a la calidad del crédito para las empresas peruanas.

El informe señala que las corporaciones peruanas han que sus similares de la región de América Latina durante los últimos cinco años.

Sin embargo, mencionó que el flujo de ingresos en efectivo está tomando más tiempo de lo esperado, y no se obtienen beneficios económicos debido a los bajos precios de los metales y un crecimiento económico lento.

"La devaluación del nuevo sol también ha perjudicado la confianza del consumidor y la reducción del poder adquisitivo", dijo la agencia Fitch.

Asimismo, Fitch Ratings detectó que los niveles de dinero en efecto deberían ser menos negativos durante el 2015 y 2016, por lo que las empresas deberán reducir sus gastos de capital y adquisiciones para contrarrestar las condiciones macro.

"También el (o cambiario) sigue siendo extremadamente alta para las empresas peruanas debido a su dependencia de los mercados internacionales de capital y el uso de derivados para compensar la falta de correspondencia entre la moneda de la deuda y flujo de caja", explicó.