París (Reuters).- Las acciones europeas cerraron al alza el lunes, ya que las expectativas sobre nuevas medidas de las autoridades para ayudar al sector bancario de la región impulsaron un repunte en los golpeados papeles de España, Francia e Italia, lo que eclipsó una baja en el índice alemán Dax.

El índice alemán, fuertemente vinculado a la industria y que ha mostrado resistencia a la crisis de deuda de la zona euro en los últimos meses, cayó un 1.2% el lunes, debido a los temores a una desaceleración en el crecimiento en Estados Unidos y China, tras una serie de cifras económicas más débiles de las esperadas.

El índice de acciones líderes de la zona euro EURO STOXX 50 cerró con un alza del 0.5%, a 2,078.96 puntos, en una sesión de bajos volúmenes y en la que los mercados británicos estuvieron cerrados.

El sector bancario de la zona euro, que se ha hundido un 36% desde mediados de marzo, repuntó un 3.4%, con las acciones de Intesa San Paolo avanzando un 5.8%, las del Banco Santander trepando un 4.9% y las de Societe Generale ganando un 3.5%.

"Vemos flujos de compra de inversores en busca de oportunidades eligiendo acciones bancarias ante la especulación de una intervención de los bancos centrales", dijo Frederic Rozier, un administrador de fondos de Meeschaert Wealth Management en París.

Los operadores también mencionaron la existencia de coberturas cortas, mientras el euro ganaba terreno y los rendimientos españoles e italianos descendían.

La especulación de que una respuesta al avance de la crisis de deuda podría estar preparándose llevó a algunos inversores a tomar ganancias de las recientes apuestas contra los activos denominados en euros.

Más temprano el lunes, funcionarios de Francia y de la Comisión Europea dieron su apoyo a un ambicioso plan para utilizar el fondo de rescate permanente de la zona euro para rescatar a atribulados bancos.

Sin embargo, Alemania hasta ahora se ha opuesto a cualquier utilización de un fondo de rescate sin que un país haya presentado un programa de austeridad impuesto por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, mientras cambios más profundos en la zona euro podrían tomar meses o años para ser acordados e implementarse.

Rompiendo niveles técnicosEl índice alemán DAX bajó un 1.2%, lo que se sumó al descenso de 3.4% visto el viernes, cuando el índice referencial rompió a la baja un importante nivel de soporte, su promedio móvil de 200 días, enviando una señal bajista del índice más fuerte de Europa en lo que va del año.

Las acciones de la fabricante de automóviles Volkswagen retrocedieron un 3.2%, las de la firma tecnológica Infineon un 3.2% y las del gigante cementero Heidelbergcement un 3%.

El índice de Wall Street S&P 500 también rompió a la baja su promedio móvil de 200 días el viernes y el lunes perdía terreno nuevamente, enviando una fuerte señal técnica negativa.