Nueva York (Reuters).- El euro ascendía el miércoles al máximo en cuatro meses contra el dólar, luego de que el Tribunal Constitucional de Alemania al nuevo fondo de rescate de la zona euro y a un pacto presupuestario, calmando las preocupaciones sobre la de la región, que ya lleva tres años.

Si bien la aprobación de la corte se dio bajo ciertas condiciones, logró mejorar la confianza del mercado, y recortando los costos financieros para España e Italia. El euro llegó a subir hasta 1,2936 dólares, su máximo desde mediados de mayo. Luego mostraba un avance del 0,4 por ciento ante la moneda estadounidense, a 1,2904 dólares.

La moneda única ha subido más de un 7% desde el mínimo en dos años de julio de 1,2040 dólares, alentada por la promesa del Banco Central Europeo, de que haría todo lo posible . Se prevén nuevos avances si la Reserva Federal de Estados Unidos opta por implementar el jueves un , dejando al euro con el potencial para llegar al nivel de 1,30 dólares.

El Tribunal Constitucional de Alemania dijo que el Mecanismo Europeo de Estabilidad podía proceder, pero con la condición de que cualquier contribución alemana por encima de 190.000 millones de euros requiera aprobación previa de parte de la cámara baja del parlamento.

El impulso positivo continuaba tanto para el euro como para las divisas de mayor rentabilidad una vez que el la semana pasada para disminuir el costo del financiamiento de las naciones endeudadas de la zona euro a través de compras de bonos.

Pero analistas y operadores seguían cautos ante la posibilidad de que la profundidad de los problemas de la deuda de la zona euro pueda atenuar la escalada de la moneda única. El dólar descendía al mínimo de cuatro meses contra una cesta de monedas antes de que el jueves la Fed anuncie su decisión, ya que el índice dólar bajaba a 79,522.

Los mercados esperan que la Fed lance una tercera ronda de compras de bonos esta semana para tratar de deprimir el costo del financiamiento y alentar a una economía alicaída, especialmente tras los flojos datos laborales de la semana pasada. Aún así, los analistas decían que las expectativas de un nuevo estímulo cuantitativo ya eran altas, lo que podría limitar el descenso de la moneda.

El yen se mantenía cerca del máximo de tres meses y medio contra el dólar, a 77,88 unidades de moneda japonesa.