El se apreció porque los bancos se refugiaron en la divisa ante una mayor aversión global al riesgo, tras intensificarse las preocupaciones sobre el conflicto en Irak y un débil dato de la local.

El sol cayó un 0.14%, a S/. 2.797, frente a los S/. 2.793 unidades del viernes. El monto negociado de la sesión ascendió a US$ 375 millones, mientras que la moneda local se negoció entre las 2.793 y 2.797 unidades por dólar.

En el ámbito internacional, los índices de retrocedieron al acentuarse los temores sobre los conflictos en Irak. Además, el Fondo Monetario Internacional recortó su proyección de crecimiento en Estados Unidos para este año.

En ese escenario, la siguió el comportamiento negativo de las monedas de la región. Los bancos locales también compraron dólares como medida de cautela tras conocerse que la economía local creció apenas un 2% en abril, su menor expansión mensual en casi cinco años ante la caída de los rubros claves de minería y construcción.

En el mercado de Lima, el tipo de cambio paralelo operaba en las 2.787/2.788 unidades por dólar. La liquidez inicial de los bancos peruanos fue S/. de 6,850 millones.