Lima (Reuters).- La moneda peruana subió el miércoles a un máximo de casi un mes, impulsado por ventas de dólares por parte de empresas para el pago de impuestos del mes y por una intervención oficial.

El sol ganó un 0.23% a 2.593/2.594 unidades, su mejor cotización desde el 25 de octubre, frente a las . El monto negociado fue de 939 millones de dólares.

El Banco Central compró 20 millones de dólares a un tipo de cambio promedio de 2.5955 unidades por dólar, con lo que sus adquisiciones de divisas suman un récord de 12,685 millones de dólares en lo que va del año.

En ese contexto, la moneda local registra un avance del 3.82% en el transcurso del 2012. "El sol se fortaleció en medio de los mercados positivos, los que tuvieron incluso un mayor repunte al cierre al enterarse del acuerdo de tregua entre Israel y (los militantes en) Gaza", dijo un agente de cambios.

La bolsa de Estados Unidos subía en medio de datos económicos que estuvieron dentro de lo esperado, entre ellos las solicitudes iniciales de seguros de desempleo.

Mientras que Israel y el grupo islamista Hamas , casi al final de la octava jornada de intensos ataques israelíes contra la Franja de Gaza y disparos de cohetes desde el enclave palestino, anunció El Cairo.

"Los flujos de oferta de dólares (de empresas) también se dejaron sentir porque hoy (miércoles) el cronograma indicaba oferta abundante de empresas mineras", agregó el operador.

El período de pago de impuestos del mes se extiende hasta el 27 de noviembre, según el ente recaudador.

En el mercado a futuro, las administradoras de pensiones renovaron sus operaciones de venta y los inversores extranjeros hicieron lo propio con sus operaciones de compra, dijeron fuentes.

A nivel global, el índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense ante otras monedas principales, cedía un 0.02%. Y en Lima, el tipo de cambio en el mercado informal operaba en las 2.606/2.608 unidades por dólar, mientras que el Banco Central inició la jornada con una liquidez de 18,500 millones de soles.

Para retirar moneda local del sistema producto de sus compras de dólares, la autoridad monetaria colocó dos certificados de depósito, uno por 50 millones de soles a un plazo de 18 meses y el otro por 100 millones de soles a un año, entre otras operaciones.