Reuters.- recortó hoy su pronóstico para los en 2013, 2014 y 2015, citando la fuerte corrección sufrida por el lingote el mes pasado y actualizaciones a su panorama sobre el dólar.

El banco rebajó su panorama del oro para 2013 en un 6% a 1,533 dólares frente a 1,637 dólares. Redujo su panorama para 2014 en un 17% a 1,500 dólares y su previsión para 2015 en un 25% a 1,450 dólares.

El banco prevé que el uso del oro como cobertura frente a la depreciación monetaria disminuirá en medio de un anticipado fortalecimiento del dólar frente a otras monedas.

También señaló una apagada de la inflación como factor detrás de su reducción.

"Con expectativas de que la Fed estadounidense terminará el QE (alivio cuantitativo) para fines de 2013 combinadas con decepciones recientes en indicadores para el crecimiento global desde China, Europa y Estados Unidos, y las perspectivas de que los temores inflacionarios seguirán disminuyendo pesan bastante en nuestra perspectiva", dijo la entidad.