La demanda extranjera por instrumentos peruanos debería continuar en las siguientes sesiones, aunque a un ritmo menor a la recuperación de las últimas semanas, proyectó el Scotiabank.

"Tal como comentamos hace algunas semanas, los institucionales locales decidieron tomar algo de ganancias para aprovechar la fuerte demanda extranjera en el tramo largo de la curva. Esto podría continuar de manera lenta en las siguientes sesiones", precisó la analista senior del Departamento de Estudios Económicos del banco, Milagros O'Diana.

Sin embargo, a mediano plazo, se mantendría la preferencia que las AFP han tenido por bonos soberanos desde inicios de año, manifestó en el Reporte Semanal del banco.

Entre enero y abril del 2014, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) han aumentado su tenencia en de tasa fija en cerca de US$ 315 millones.

Durante la semana pasada, las tasas de los bonos soberanos cayeron dos puntos básicos en promedio a lo largo de toda la curva. Mientras que el tramo medio de la curva cayó 11 puntos, la parte larga aumentó en siete puntos.

La demanda de inversionistas locales se concentró en el tramo medio de la curva (especialmente, Soberanos 2023 y 2026). La demanda extranjera por estos bonos fue mixta y moderada durante la semana pasada. En la parte larga, la oferta local fue lo más significativo.

Los inversionistas institucionales prefirieron tomar ganancias, luego que los precios hayan subido de manera significativa durante las semanas previas.

La demanda de inversionistas extranjeros continuó recuperándose, aunque de manera más lenta que en semanas previas. Además, se registró poca liquidez en algunos puntos del tramo largo de la curva a mediados de la semana pasada.

Finalmente, el tramo corto no tuvo flujos significativos. La semana cerró con un ligero empinamiento de la curva de tasas de bonos soberanos.

El spread entre las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a diez años y los bonos Soberanos 2023 se ubicó en 301 puntos básicos al cierre de la semana.

Esto constituye una caída de 25 puntos básicos desde el último valor registrado en abril. La trayectoria ha sido descendente en los últimos tres meses.

Por su parte, en las últimas semanas, las tasas de los bonos globales peruanos continuaron cayendo, incluso desde que el tapering se inició en diciembre del 2013.