A pesar del innegable mejora de la situación económica del Perú durante los últimos diez años, el es aún considerable en el país y es equivalente a 1.5 camas por cada 1,000 habitantes, lo cual está lejos de otros países que inclusive han pasado por grandes crisis.

"Es una verdad absoluta, y de conocimiento de todos, que la situación económica del Perú ha mejorado sustancialmente en los últimos diez años, y eso ha ocasionado que haya una mejor predisposición por parte del público en general de atenderse en una privadas", dijo Yanira Armas, Socia Líder de la Industria de las Ciencias de la Salud de Deloitte Perú.

Sin embargo, indicó que eso ha originado un aumento en la demanda de servicios de salud más sofisticados con relación a los servicios que se tomaban en años anteriores.

"Hay mucha demanda y la infraestructura hospitalaria, que es la red de clínicas y hospitales, no se dan abasto para atender a ese público demandante de servicios cada vez mejores", declaró a gestion.pe.

La especialista precisó que si bien no hay una cifra concreta sobre el aumento de la demanda de servicios de salud pero lo que sí se tiene claro es el déficit hospitalario del Perú.

"Eso a nivel mundial se mide a través del número de camas por un cierto número de pobladores, y en el Perú estamos hablando de 1.5 camas por cada 1,000 habitantes, lo que da una idea la posibilidad de poder socorrer inmediatamente una emergencia de salud", aseveró.

Sin embargo, manifestó que ese indicador es menor con relación a otros países de la región como Argentina que, a pesar de la crisis de los últimso años, tiene 4.7 camas por cada 1,000 habitantes.

"Hay mucho por hacer (en Perú), de hecho no es algo que no sea conocido por todos, obviamente es una preocupación del gobierno actual, de los que han pasado y de los que en el futuro tenga el país", comentó.

Armas indicó que el sector Salud es un nicho de negocio para los inversionistas privados teniendo en cuenta que la situación económica ha mejorado y buscan atenderse en clínicas privadas.

"Muchas corporaciones han encontrado en el sector Salud un interés particular por adquirir clínicas, hacerlas crecer en una red de salud y de alguna manera compensar la deficiencia del sector público, cosa que pasa en todos los países", enfatizó.