Los flujos de capitales deberían empezar a estabilizarse en las próximas semanas, aunque cifras muy decepcionantes de crecimiento podrían traer una ligera salida de capitales además de una tendencia de depreciación sobre las monedas de la región, afirmó el Scotiabank.

Las tasas de los bonos soberanos aumentaron en siete puntos básicos en promedio a lo largo de toda la curva durante la semana pasada, a diferencia de la trayectoria a la baja de las semanas previas, señaló en su Reporte Semanal.

El principal aumento de las tasas de los bonos se registró en el tramo largo con 14 puntos básicos, mientras que el tramo corto también se incrementó en cinco puntos básicos, en promedio, debido a que el mercado esperaba otra reducción en la tasa de referencia del Banco Central de Reserva (BCR) que finalmente no se produjo.

Las tasas del tramo medio aumentaron sólo en un punto básico con flujos mixtos, explicó la analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Milagros O'Diana.

Movimiento en tasasA inicios de la semana pasada, la demanda de inversionistas extranjeros y bancos locales se ubicó en el tramo corto y medio de la , ante la expectativa del mercado por una posible reducción en la tasa de referencia para la reunión del BCR del jueves último.

Esta demanda logró ser cubierta por oferta de institucionales locales. En la parte larga de la curva de soberanos, los flujos de bancos e institucionales locales fueron mixtos hasta el jueves, antes de conocerse la decisión del BCR.

Tras conocerse que la tasa de referencia se mantendría sin cambios, sorprendiendo al mercado, los institucionales locales prefirieron demandar los bonos soberanos del tramo medio, lo que brindó cierto soporte al precio.

Por el lado de la oferta, los bancos locales se ubicaron en la parte media y larga de la curva. Por el lado de los inversionistas extranjeros, los flujos de oferta no fueron tan significativos a pesar de que ellos preveían una reducción en la tasa por parte del BCR.

Parte de este movimiento estuvo contenido por una caída en las tasas de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos. Estas bajas tasas continuaron impulsando el ingreso de extranjeros interesados por el rendimiento de los bonos de la región.

El spread entre las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a diez años y los bonos Soberanos 2023 se ubicó en 283 puntos básicos al cierre de la semana.

A pesar de que la trayectoria de este spread se había mantenido a la baja desde febrero, la semana pasada sufrió un rebote y aumentó 11 puntos básicos, comentó O'Diana.

Explicó que muchos inversionistas se refugiaron en los Bonos del Tesoro ante los conflictos en Ucrania y Gaza, por lo que la tasa de los Bonos del Tesoro a diez años cayó hasta 2.40%.

Esto coincidió con la oferta de bonos soberanos peruanos luego que el BCR decidiera no bajar la tasa de referencia, por lo que el spread aumentó.

Flujos hacia la regiónLos inversionistas extranjeros continúan demandando bonos soberanos peruanos, aunque este interés se ha ido reduciendo en las últimas semanas y no sólo a nivel local, sino también regional.

Según un reporte de EPFR Global, los fondos de bonos de Latinoamérica registraron una salida de capital durante la semana del 31 de julio al 06 de agosto. Esta salida de US$ 378 millones no se veía desde marzo de este año.

Perspectivas Según O´Diana, en las próximas semanas los flujos de capitales deberían empezar a estabilizarse, aunque cifras muy decepcionantes de crecimiento podrían traer una ligera salida de capitales además de una tendencia de depreciación sobre las monedas de la región.

Por otro lado, la venta de bancos locales en el tramo largo de la curva local en los días previos debería empezar a estabilizarse, pues los precios actuales han borrado el aumento registrado en julio.

Finalmente, señaló que la estrategia risk-off continuaría en los principales portafolios si los conflictos geopolíticos continúan, pero sin una venta masiva de instrumentos de deuda soberana.