Módulos Temas Día

El combustible que Musk llamó estúpido sigue avanzando

Es más ligero, abundante y finalmente está listo para enfrentarse a Tesla.

El combustible que Musk llamó estúpido sigue avanzando

El combustible que Musk llamó estúpido sigue avanzando

El combustible que Musk llamó estúpido sigue avanzando

Los vehículos impulsados por hidrógeno se están preparando para desafiar nuevamente a los vehículos eléctricos en la carrera por llevar autos ecológicos al mercado masivo. Esta semana, un grupo mucho más grande de firmas se unió a una coalición global para buscar el apoyo gubernamental para la tecnología que el máximo ejecutivo de Tesla Inc., Elon Musk, ha calificado de "sorprendentemente estúpida" para los autos. Las firmas también se comprometieron a encontrar una forma más ecológica de producir el gas.

"Durante décadas se ha hablado del hidrógeno como la solución definitiva para emisiones cero en la industria automotriz", dijo el vicepresidente de Hyundai Motor Co. , Yang Woong-chul, en el marco de la Cumbre Global de Acción Climática realizada en San Francisco. "Había reticencia porque la tecnología de los vehículos con células de combustible no era lo suficientemente madura, pero ahora lo es".

Lo que los partidarios del hidrógeno necesitan hacer ahora es aumentar la escala. El fabricante de automóviles de Corea del Sur, el primero en producir vehículos con células de combustible en 2013, está redoblando sus esfuerzos y este año anunció planes para unir fuerzas con Audi, división de Volkswagen AG, para "liderar los estándares de la industria". El concepto de autos a hidrógeno –que emiten solo vapor de agua– no ha logrado ganar popularidad después de que la disminución de los costos de las baterías de iones de litio y más estaciones de carga hicieran que los vehículos eléctricos sean más asequibles.

En los últimos cinco años, Hyundai ha observado que el costo de los sistemas de células de combustible se ha reducido a la mitad, y espera que disminuya al menos otro 50% en los próximos cinco años, dijo Yang, quien también es copresidente del Consejo del Hidrógeno, cuyo tamaño se ha cuadruplicado desde que se formó, hace 18 meses, con 53 empresas de energía y de automóviles.

El Consejo está apostando a que 2030 será un punto de inflexión cuando millones de vehículos de transporte, incluidos 1.5 millones de taxis autónomos y 3.6 millones de camiones de reparto, aumenten la implementación de células de combustible a 6.4 millones. El grupo espera que el hidrógeno se pueda utilizar para proporcionar hasta el 18 por ciento de la energía mundial para 2050, incluso fuera del segmento de transporte, si el mundo desea cumplir el objetivo del Acuerdo de París de contener el calentamiento global a 2 grados centígrados.

Toyota Motor Corp. dio a conocer hace unos cuatro años el Mirai, un sedán familiar de cuatro puertas impulsado por hidrógeno y tecnología de células de combustible. Sin embargo, las ventas del automóvil de US$ 59,000 disponible en Japón, California y algunas partes de Europa, alcanzaron solo un poco más de 5.000 unidades a fines del 2017. Hyundai ha movido alrededor de 1.000 unidades de su Fuel Cell Tucson desde 2013. Honda Motor Co. tampoco ha tenido mucho éxito con su modelo Clarity Fuel Cell desde su debut a fines de 2016.

"Con la escala, el precio baja drásticamente", dijo Yang, añadiendo que Hyundai ve la posibilidad de que las células de combustible alimenten camiones de larga distancia, transporte refrigerado y vehículos autónomos.

Los defensores dicen que el hidrógeno tiene una ventaja a largo plazo sobre las baterías de iones de litio en los automóviles, no solo porque pesa menos y tiene alta disponibilidad, sino que también ofrece una mayor autonomía de conducción y tiempos de llenado más cortos, lo que hace que la inversión valga la pena.

Japón, Alemania, Dinamarca, California, Corea del Sur y Australia ya implementaron programas para abordar la infraestructura necesaria para respaldar autos a hidrógeno, y el grupo apunta a realizar inversiones similares en todo el mundo. California ha gastado aproximadamente US$100 millones para construir estaciones de carga en los últimos años, y el Gobierno francés dijo en junio que invertiría 100 millones de euros en subsidios para vehículos y una producción más limpia del combustible para 2023.

Aunque la cuota de mercado de los autos a hidrógeno se mantendrá estancada en menos del 2 por ciento de las ventas de vehículos hasta 2030, las ventas de automóviles con células de combustible deberían alcanzar el 10 por ciento de ese mercado para 2035, y el 26 por ciento para 2050, según proyecciones de la Fundación Europea para el Clima.

Como parte del plan para hacer que el hidrógeno sea más competitivo, el grupo también busca encontrar una forma más limpia de producirlo. La mayor parte del hidrógeno producido para las células de combustible actualmente utiliza gas natural, pero podría descarbonizarse rápidamente mediante el uso de energía renovable, biogás y tecnología de captura y almacenamiento de carbono, dijo Benoit Potier, presidente y CEO de Air Liquide SA y copresidente del Consejo del Hidrógeno.

Tags Relacionados:

Tesla

Elon Musk

Hyundai

Leer comentarios ( )