Nueva York/Londres (Reuters).- El cobre cayó a su punto más bajo en una semana el miércoles, presionado por las señales de una desaceleración económica en el principal consumidor mundial del metal, China, y por la cautela de los inversores que aguardan una reunión de las autoridades de los bancos centrales en los próximos días.

En Nueva York, para entrega en setiembre bajó 2 centavos, para cerrar en 3.4425 dólares la libra, tras operar entre 3.4220 dólares, su menor nivel en una semana, y 3.4665 dólares.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró con baja del 0.9% a 7,575 dólares la tonelada frente a un cierre de 7,640 dólares el martes. Más temprano, el metal anotó un mínimo en la sesión de 7,531 dólares, su nivel mas bajo en más de una semana.

El cobre revirtió brevemente parte de sus pérdidas tras datos que mostraron que el crecimiento económico de Estados Unidos en el segundo trimestre fue de 1.7%, levemente por encima de lo que se pensaba, pero sin cerrar las puertas a un posible alivio de la .

Los inversores se mostraron cautos antes de la próxima reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, que podría ofrecer señales más claras sobre si el presidente de la FED, , anunciará el lanzamiento de nuevas medidas de estímulo monetario.

Un nuevo estímulo económico podría impulsar la demanda de metales básicos, que ha sido decepcionante en lo que va del año, especialmente en China, que consume alrededor del 40% de la producción global.