Londres (Reuters).- Los precios del registraban su mayor caída diaria en más de un mes hoy luego de que los inventarios treparon a un nivel récord, destacando un exceso de suministros que está presionando al mercado.

En tanto, el y otros metales básicos también caían, presionados por la firmeza del dólar, los débiles precios del petróleo y las ventas que realizan inversores para tomar ganancias.

El níquel a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) caía 2.6%, a US$ 13,400 por tonelada a las 0935 GMT, el mayor declive porcentual diario desde el 7 de abril, después de perder 1.5% en la sesión previa.

Los inventarios de níquel en la LME alcanzaron un nuevo máximo histórico de 444,936 toneladas, afectando las esperanzas de los más optimistas del mercado que esperaban que se registrara una escasez luego de que Indonesia vedó las exportaciones del mineral no procesado el año pasado.

Los seis metales industriales que se negocian en la LME operaban a la baja, cediendo más ganancias tras una escalada en la que subieron en conjunto un 13% durante las siete semanas al 5 de mayo.

Un dólar fuerte también presionaba al mercado, encareciendo el valor de las materias primas en moneda estadounidense para los compradores que usan otras divisas.

Por su parte, el cobre cedía 1.4%, a US$ 6,293 por tonelada, el menor nivel en más de dos semanas.

La debilidad de las economías en China y Estados Unidos ha mantenido limitados los precios del cobre, dijo Helen Lau, analista de Argonaut Securities en Hong Kong.

El consumo de cobre en China podría subir más de 5% respecto al año pasado en el segundo semestre, frente a hasta un 4% previsto en la primera mitad del año, dijo un analista y ejecutivos de la industria.

TAGS RELACIONADOS