Londres (Reuters).- El cobre en Londres subió el miércoles ante la debilidad del dólar, aunque las ganancias eran limitadas por la caída de los mercados bursátiles en Estados Unidos, que permanecieron cerrados dos días por el paso del huracán Sandy, y por la cautela en torno a la demanda de China.

El en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 7,759.50 dólares la tonelada, un alza del 0,51% respecto al cierre del martes, luego de haber escalado en un 1.55% en su mayor ganancia en seis semanas.

El metal cae casi el 5% en octubre, su mayor baja desde mayo.

El cobre, que ha cedido casi todas sus ganancias de setiembre, era impulsado por la debilidad del dólar frente al euro, lo que hace al metal cotizado en dólares más barato para los europeos.

El euro se encaminaba a su tercer mes consecutivo al alza, aunque la incertidumbre sobre las atribuladas economías de la zona euro limitaría nuevas ganancias y pesaría en los metales.

No había mucha confianza en que el repunte del cobre gane impulso antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos el próximo martes y la transición de liderazgo en China en una reunión que comienza el 8 de noviembre.

El apetito de China de importaciones de cobre podría caer el año próximo al tiempo que se eleva la producción de cobre refinado, dijo esta semana un analista de Antaike, una firma financiada por el estado.