El operaba en línea con los mercados a la espera de un dato de la , mientras que el níquel alcanzaba su mayor nivel en un año debido a una prohibición de del mineral en Indonesia.

El cobre referencial a tres meses en la cotizaba en US$ 6,661 por tonelada en ruedas oficiales, tras cerrar el viernes en US$ 6,670.

El metal rojo se ha recuperado un poco desde que alcanzó los US$ 6,321 por tonelada en marzo, su mínimo nivel en tres años y medio, cuando preocupaciones sobre crecimiento y el crédito ajustado en China provocaron una ola de ventas.

Además, datos de crecimiento económico de China esta semana ofrecerán la indicación más clara hasta el momento respecto a si la segunda mayor economía del mundo evitará o no un "aterrizaje duro".

Economistas consultados por Reuters prevén que los datos que serán publicados el miércoles muestren que el crecimiento chino se desaceleró a un 7.3% en el primer trimestre desde un 7.7% en los últimos tres meses del 2013.

Las importaciones de cobre de China subieron un 10.8% en marzo respecto a febrero por expectativas de una mayor demanda estacional durante el segundo trimestre, aunque los envíos aún estaban lejos de un récord histórico anotado en enero.

El níquel, en tanto, registró en la apertura un máximo nivel intradiario de US$ 17,917 por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres, su mayor nivel desde febrero del 2013. EL viernes, el metal cerró en US$ 17,400.

El precio del níquel ha subido más de un 25% en lo que va del año debido a una prohibición de las exportaciones de Indonesia, ahora en su tercer mes, y la posibilidad de sanciones más severas contra Rusia por su incursión en Ucrania, que incluiría a sus materias primas.

El secretario del , Jack Lew, declaró el viernes que el G7 apoyará un aumento de las sanciones contra Rusia si Moscú escala la crisis en Ucrania.