Londres (Reuters).- El y el níquel caían hoy luego de recientes avances, mientras el zinc extendía ganancias debido a la persistente preocupación por la escasez de suministros.

El cobre retrocedía 0.2% a 4,974 dólares la tonelada a las 1150 GMT, luego de haber alcanzando esta semana un máximo desde el 15 de julio a 5,000 dólares. Los precios se encaminaban a registrar una ganancia semanal menor al 1%.

La tendencia alcista del cobre se ha mantenido desde comienzos de junio y solo se vería desafiada si los precios caen por debajo de los 4,900 dólares, según analistas.

Los volúmenes de operación eran bajos ya que las plataformas electrónicas de la Bolsa de Metales de Londres (LME) sufrieron demoras de casi cuatro horas y se reiniciaron poco antes de las 0400 GMT debido a problemas técnicos.

Mientras el precio del níquel bajaba por tomas de ganancias, el del aluminio subía por compras de consumidores industriales que sacaban ventaja de recientes caídas.

El referencial del níquel en la LME retrocedía 0.5% a 10,700 dólares por tonelada, tras avanzar 1.7% el jueves para alcanzar un máximo en 10 meses de 10,900 dólares.

El níquel es el metal de mejor desempeño en la LME desde el 1 de junio, con un avance acumulado de 26 por ciento alentado por el temor a que Filipinas intensifique los controles sobre las compañías mineras que no cumplen con los estándares medioambientales, lo que podría poner el riesgo el suministro desde el máximo exportador mundial de mineral de níquel.

Por su parte, el zinc subía 0.6% a 2,267.50 dólares por tonelada. Una caída global en el suministro minero de zinc redujo la producción del metal refinado, lo que ayudó a que los precios subieran más de 7% en lo que va del mes, sumado a un alza cercana al 10% en junio.

El aluminio sumaba 0.75% a 1,612 dólares la tonelada, en momento en que los consumidores aprovechaban un retroceso desde un máximo de un año de 1,703 dólares alcanzado hace una semana.

TAGS RELACIONADOS