Londres (Reuters).- El y el níquel bajaban hoy en medio del avance del dólar a máximos de cuatro meses, en momentos en que los inversores del metal rojo mostraban cautela ante las señales de crecientes suministros.

El zinc, en tanto, marchaba en sentido contrario y alcanzaba otro máximo de 14 meses por una caída en la producción minera.

El dólar se apreciaba frente a una canasta de monedas debido a sólidos datos del sector inmobiliario en Estados Unidos y crecientes expectativas de que la Reserva Federal podría subir las tasas de interés antes de fin de año.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cedía más de 1%, a 4,915 dólares alrededor de las 1147 GMT.

La producción de cobre de China se mantuvo estable en junio respecto al año pasado, aunque aumentó 7.6% a 4.03 millones de toneladas en el primer semestre de 2016.

En tanto, BHP Billiton dijo que espera un alza de 5% en su producción de cobre en el actual año fiscal a fines de junio de 2017.

Barclays dijo que hay pocas razones para ser optimistas en torno al cobre, la materia prima de peor desempeño este año.

La firmeza del dólar afecta el poder de compra de los inversores de materias primas con otras monedas. Esto ha presionado a todos los metales incluido el níquel, que cayó pese a las noticias de que Filipinas solicitó a Nickel Asia Corp , el principal productor del país, que suspenda las exportaciones del mineral desde la isla Manicani.

El níquel ha sumado más de un 10% este mes ante la posibilidad de que entren en rigor fuertes regulaciones en el sector minero de Filipinas, el principal proveedor de mineral de níquel a China. No obstante, las expectativas de que las minas más grandes escapen de las normativas han limitado el avance del metal.

El níquel cedía 0.95%, a 10,460 dólares por tonelada alrededor de las 1148 GMT, luego de tocar su punto más alto desde octubre a 10,670 dólares la semana pasada.

En tanto, el zinc alcanzó un nuevo máximo de 14 meses de 2,254 dólares. El metal industrial ha sido el favorito de los inversores este año con una alza del 39% en el 2016 debido a que el cierre o la suspensión de producción en importantes minas han limitado los suministros de concentrado.

TAGS RELACIONADOS