Módulos Temas Día

El cobre se enrumbó a baja semanal por temor económico

El metal rojo para entrega en julio retrocedió a 3.7360 dólares por libra en Nueva York.

(Foto: USI)

Nueva York/Londres (Reuters).- El cobre bajó el jueves y enrumbó a su primera caída semanal en las últimas tres semanas, luego de que débiles datos económicos en Estados Unidos afectaron las perspectivas de crecimiento global, en medio de una desaceleración en China y la crisis de deuda europea.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró con baja de 76 dólares, o un 0.9%, a 8,229 dólares por tonelada.

En Nueva York, el cobre para julio cerró con baja de 5.10 centavos, a 3.7360 dólares por libra, cerca del menor nivel de un rango de cotización entre 3.7275 y 3.7910 dólares.

El tono económico pesimista alentó un descenso en todo el complejo de metales básicos, con pérdidas en el estaño de casi 3%.

Los metales cayeron junto con otros activos sensibles al crecimiento económico como el petróleo, después de que el Instituto de Gerencia y Abastecimiento de Estados Unidos (ISM por sus siglas en inglés) dijo que su índice no manufacturero bajó a 53.5 desde el 56.0 de marzo.

"El índice del ISM es el más reciente de una serie de reportes económicos de Estados Unidos más débiles de lo esperado", dijo Adam Sarhan, de Sarhan Capital. "Esto está llevando a inversores a dudar de la salud y sostenibilidad de la economía estadounidense, en especial si tenemos un evento negativo en China y Europa", agregó.

Los precios del metal llegaron a subir un 14% en el 2012, pero un retroceso desde febrero ha recortado las ganancias del año a un 9%. "Todavía hay incertidumbre en el mercado. Hay problemas en la zona euro y con el reporte de nóminas no agrícolas que se dará a conocer el viernes en Estados Unidos hay bastante espacio para la volatilidad en los mercados de materias primas", dijo Robin Bhar, analista de Societe Generale.

Los mercados están esperando los datos de las nóminas no agrícolas en Estados Unidos que se darán a conocer el viernes y que podrían erosionar más la confianza en la recuperación económica mundial.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sus tasas de interés en un 1.0% el jueves, ya que la obstinada inflación contrarrestó la presión para relajar aún más los costos del crédito para apoyar a la floja economía de la zona euro.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que el crecimiento debe estar en el centro de la política europea pero debe ir de la mano con la austeridad fiscal.

Aparte, las operaciones de la mina chilena Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, estaban parcialmente detenidas el jueves por una protesta de trabajadores contratistas, aunque la empresa negó que la producción estuviera afectada.

Leer comentarios ( )