Londres (Reuters).- El cobre en Londres tocó el lunes mínimos de ocho meses y los contratos en Shanghái llegaron a perder su límite diario de 5%, debido a temores a un desmantelamiento de acuerdos en China luego de que el país registró la semana pasada su primera cesación de pagos de bonos corporativos domésticos.

El en la Bolsa de Metales de Londres cerró en US$ 6,649 por tonelada, desde US$ 6,782 el viernes. Más temprano, llegó a caer a US$ 6,608 por tonelada, su nivel más débil desde el 25 de junio y cercano a un mínimo nivel en tres años.

Sumando presión al mercado, las exportaciones de China se desplomaron inesperadamente en febrero, lo que provocó un déficit comercial y elevó los temores a una desaceleración en la segunda mayor economía del mundo.

Las importaciones chinas de cobre no forjado cayeron un 30% en febrero respecto a enero debido a débiles precios del metal rojo en Shanghái, lo que también contribuyó a la baja de su precio.

El , el más operado en la Bolsa de Futuros de Shanghái, cayó un 5%, a 46,670 yuanes (US$ 7,600) por tonelada, su menor nivel en más de cuatro años.

China es el mayor consumidor mundial de cobre y responde por un 40% de la demanda global del metal. Las preocupaciones sobre la escalada de las tensiones en Ucrania también redujeron el apetito por el riesgo.

Entre otros metales básicos, el aluminio cerró en US$ 1,775.50 por tonelada, desde 1.764 dólares el viernes; mientras que el zinc terminó en US$ 2,040 frente a 2.059 dólares y el plomo cotizó en 2.084 dólares desde US$ 2,096.50.

El estaño se negoció en US$ 22,900 por tonelada, desde US$ 22,825 al cierre del viernes; y el níquel se transó en US$ 15,450, frente a US$ 15,295.