Nueva York/Londres (Reuters).- El cobre cayó en Londres, mientras que el metal en Nueva York terminó con leves ganancias tras un débil dato económico en Japón que incrementó las preocupaciones por la salud de la economía mundial y por la demanda de los metales industriales.

Los en ambos metales retrocedieron desde máximos de un mes, presionados por una reducción del apetito por el riesgo luego de que las exportaciones de Japón se derrumbaran a su mayor nivel en seis meses en julio debido a una caída en embarques a Europa y China. Pero las pérdidas del metal fueron limitadas tras un alentador dato en Estados Unidos y la decisión de BHP Billiton de aplazar grandes proyectos dio apoyo a los precios del metal básico.

El cobre para entrega en setiembre en Nueva York subió 0.15 centavos, para cerrar a 3.4545 dólares la libra. El contrato operó entre 3.4290 y 3.4745 dólares, su mayor precio desde el 20 de julio.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajó 5 dólares, a 7,605 dólares la tonelada, tras alcanzar más temprano máximos de un mes de 7,648 dólares.

Las ventas de viviendas usadas en Estados Unidos aumentaron en julio gracias a que las bajas tasas de interés y una modesta recuperación del mercado laboral ayudaron a mejorar las condiciones de compra, informó el miércoles la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por su sigla en inglés).

En una nota positiva para el cobre, la enorme minera global BHP Billiton dijo que de cobre planeada de 20.000 millones de dólares en Olympic Dam y que no aprobaría proyectos importantes hasta junio del 2013 al tiempo que lucha contra el alza de los costos de capital.

La creciente expectativa de que el Banco Central Europeo tomará medidas pronto para abordar la crisis de endeudamiento que padecen las principales economías de la región ayudó a elevar la confianza, aunque los inversores seguían cautos.