Londres (Reuters).- El cobre cayó el miércoles y se alejó de máximos de una semana en la sesión previa debido a la debilidad del euro y a la cautela de inversores antes de que se difundan datos comerciales de China, el mayor consumidor de metales.

En Nueva York, el cayó 1.90 centavos, para cerrar en 3.4215 dólares por libra, tras operar en un rango de entre 3.4030 y 3.4330 dólares. El martes, el contrato escaló a máximos de una semana de 3.4490 dólares.

El precio del cobre en la bolsa de metales de Londres cerró en 7,550 dólares por tonelada, una baja del 0.40% desde los 7,580 dólares del martes, cuando el metal alcanzó máximos de una semana.

Los precios de los metales fueron golpeados por la caída del euro frente al dólar, después de que datos mostraran que las importaciones alemanas cayeron marcadamente por segunda vez en tres meses en junio.

Los inversores se mantendrán atentos a cifras de inflación y producción industrial en China previstas para el jueves y datos comerciales en el país, en busca de indicios sobre el ritmo de crecimiento en un país que representa alrededor del 40% de la demanda global de cobre.

Una reciente mejora en el apetito por el riesgo ayudó a impulsar a los precios del cobre a inicios de la semana, en momentos en que el mercado espera que el Banco Central Europeo (BCE) comience a comprar bonos soberanos para ayudar a contener los elevados costos de endeudamiento de España e Italia.

También hubo nuevas esperanzas de estímulo económico al otro lado del Atlántico, cuando el presidente de la FED de Boston, Eric Rosengren, dijo que el banco central debería lanzar otro programa de compra de bonos en caso de ser necesario.